Se mueren los jóvenes guardias rojos

Se mueren los jóvenes guardias rojos
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Los que por entonces eran jóvenes y rojos en Talavera de la Reina le deben un recuerdo a Alberto Godoy, fallecido en Madrid, ciudad donde ha vivido y mantenido el tono reivindicativo de cuando entonces. Bien es cierto que ya poco maoísta y más bien ciudadano cabreado con las políticas a ras de tierra que practica el poder municipal madrileño.

- Publicidad -

La última vez que nos vimos fue en la despedida fúnebre de otro joven maoísta, Manuel López González. No reconocí a Alberto que pasó a mi lado en su silla de ruedas. Cuando me dijeron quién era me quedé de piedra porque el deterioro físico era muy evidente y yo había dejado de tratarle cuando ambos estábamos en la veintena. La vida había pasado por los dos como pasan los días y pasan los años, con sus alegrías y sus desengaños.

Todo ese paisaje y paisanaje que evoco hoy ya es sólo recuerdo de un tiempo en el que el día y la noche estaba dedicado a pensar en una España mejor que la que nos había tocado en suerte. Mientras Franco se moría fusilando, los jóvenes creíamos tener al alcance del deseo, la nueva vida. En el caso de Alberto la buena vida de la revolución y los manuales de Mao. En mi caso, la izquierda de una socialdemocracia que todavía poseía el encanto de las promesas felices: salud y república. Alberto dedicó tardes y tardes de conversación a captarme para la Joven Guardia Roja. Inútilmente. La discusión se atascaba en el centralismo democrático y la cooptación de dirigentes. Qué cosas nos ocupaban entonces.

Fundamos en Talavera la Plataforma de Organizaciones Juveniles para coordinar la labor de oposición y sustitución de la OJE a la vez que se organizaban actividades para disponer de una casa de la juventud. Nadie pudo con la OJE, no hubo casa de la juventud y las organizaciones juveniles tan revolucionarias, fueron menguando en razón de la institucionalización democrática. También influyó que los dirigentes de las juventudes de los partidos nos fuésemos a estudiar a Madrid y nos perdiésemos la pista.

- Publicidad -Advertisement

Como todavía queda en Talavera un gran número de jóvenes que encontró en la Joven Guardia Roja su manera de cambiar España, vaya con ellos mi recuerdo para Alberto Godoy que no es otro que el recuerdo de un tiempo y de un país que fue nuestro.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

¿Cuál es tu reacción?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow