Una buena decisión sobre Las Barrancas de Burujón

Una buena decisión sobre Las Barrancas de Burujón
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

El fin de semana del 11 y 12 del venidero mes de febrero, el Ayuntamiento de Burujón estrenará el impuesto de aparcamiento en Las Barrancas. Es decir, entrará en vigor la ordenanza fiscal reguladora del aparcamiento en este paraje natural. Será una tarifa única de cinco euros por vehículo en los días festivos y fines de semana y que no se aplicará a los empadronados en este término municipal.

- Publicidad -

El Consistorio dio luz verde a esta normativa a finales del año 2019 y se modificó el 14 de enero de 2022, pero aún no había entrado en funcionamiento. Lo hace ahora, cuando este espacio registra centenares de visitantes a lo largo de los días de fiesta. El alcalde Juan José Torres sostiene que es una forma de controlar el acceso y evitar dispendios.

Y no es para menos. En los últimos tiempos, Las Barrancas han sido escenarios de diferentes incidentes que degradan este incomparable marco que se puso más de moda, si cabe, hace un año; precisamente cuando los  cantantes David Bisbal y Álvaro Soler grabaron aquí un videoclip.

Preocupa al Ayuntamiento de Burujón las filmaciones sin permiso que se producen, el incontrolado vuelo de drones o las acampadas sin autorización. Es más, existen quejas de que ciertos visitantes estacionan en fincas particulares. Por todo ello, una vez que pase la romería de San Blas, estará efectivo el nuevo aparcamiento.

Está situado –en una parcela alquilada por el Consistorio- a medio kilómetro de los populares cortados, pero los vehículos en los que viajen personas con discapacidad serán autorizados para situarse más cerca de Las Barrancas.

Además de controlar el aparcamiento de vehículos, el Ayuntamiento –con personal del Plan de Empleo- espera obtener más información de los turistas como su lugar de procedencia, repartirá folletos en los que se explica el entorno y, en definitiva, intentará lograr que las visitas sean más ordenadas.

La falta de vigilancia ha convertido este tranquilo espacio natural en algo más ruidoso y menos limpio, algo que se quiere evitar con esta nueva ordenanza que va más allá de la regulación del aparcamiento, ya que impide el acceso de camiones y vehículos pesados, la prohibición de sustancias peligrosas o que se produzcan molestias a los demás visitantes entre otras cosas.

Es una buena idea para proteger esta zona que está situada junto a la carretera CM-4000 a unos veinte kilómetros de ese hervidero turístico que es la capital regional. Burujón es un municipio pequeño, pero nadie la quita la ilusión de conservar sus Barrancas, esos espectaculares cortes arcillosos que han sido formados por la erosión del viento y las aguas del río Tajo sobre sedimentos de hace veinticinco millones de años, como se puede leer en la definición que ofrece del paraje la Diputación de Toledo.

El Ayuntamiento de Burujón sabe que parte de su futuro depende de Las Barrancas, de esas cárcavas arcillosas de color rojizo de un kilómetro de longitud que atraen cada vez más visitantes. Y quieren protegerla a toda costa, una buena idea de la puesta en marcha de esta ordenanza, aunque también se necesita ayuda de otras administraciones para que este complejo paisajístico presidido por el Pico del Cambrón no pierda su atractivo. Un aplauso para los dirigentes de esta población y para esos vecinos que cuidan y miman su principal atractivo turístico.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

¿Cuál es tu reacción?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow