De lindes y linderos

De lindes y linderos

En las cartas poblacionales de los pueblos de Valdepusa del siglo XVI, el señor feudal ordenaba a las justicias de sus villas y lugares que una vez al año recorrieran, junto a jóvenes muchachos del lugar, los términos y lindes de su territorio con sus vecinos de Tierras de Talavera, Montes de Toledo o Montalbán, porque como dice el dicho, “amigos, pero el borrico en la linde”.

- Publicidad -Advertisement

Hoy en día que prácticamente ha desaparecido de los términos de los pueblos el pastoreo y donde la agricultura intensiva va imponiéndose sobre la tradicional, parece como si las lindes entre particulares ya no sean tan importantes o al menos no causan tantos sin sabores y conflictos como en épocas pasadas.

Sin embargo, quizás por ese abandono de la agricultura tradicional y la aparición de nuevos propietarios, sin apego ni a la tierra ni el respeto debido a los pueblos que les acogen, estamos viviendo la mayor agresión que ha habido a las lindes, y me refiero a las lindes públicas. Desde que el vallado de las grandes fincas se ha intensificado, y de qué manera, pues hay vallados que para sí quisiera algún centro penitenciario de alta seguridad, algunos propietarios, “dentro de la valla” han metido de todo; desde caminos públicos a vías pecuarias e incluso han desecado arroyos y manantiales; bien mediante la perforación de pozos o la creación de balsas, que para nada, aseguran el caudal ecológico histórico que tuvieron los regueros y arroyos.

Y en todo esto topamos con las competencias de las diferentes administraciones, la estatal en caso de las Confederaciones Hidrográficas, la autonómica en lo relativo a medio ambiente y vías pecuarias y la local en lo referente a caminos públicos, lo que complica la apertura de expedientes administrativos únicos que incluyeran todas la infracciones de un mismo propietario. Y mientras, el ciudadano: bien sea vecino de los pueblos afectados, senderista o excursionista; seguirá sin poder utilizar, ni disfrutar de lo que por derecho es de todos, lo público.

- Publicidad -

Con toda seguridad muchos de esos propietarios de grandes fincas estén en contra de una lacra que diariamente está en la sociedad y los medios de comunicación y que al parecer los poderes políticos no quieren poner fin, como es la ‘okupación’ de viviendas. Pues bien, esos mismos propietarios se comportan como verdaderos okupas, cada vez que cortan un camino público, ocupan una vía pecuaria o hacen un uso indebido de los recursos hídricos, pero aún su ocupación es más dolosa, al aprovecharse de su condición de vecindad y de la indefensión por omisión de las administraciones.

Otros de los damnificados por la ‘okupación’ de lo público son los ayuntamientos, toda vez que muchas veces adolecen de paternalismo con los grandes propietarios, quizás por defensa de la empleabilidad que éstos dan o puedan dar al municipio, aunque como dice el refrán : “lo cortés, no quita lo valiente”, siguen manteniendo una especie de complejo en llamar a capítulo y “marcar la linde” lo que hace que estas prácticas se den por hechas.

En el año 2006 desde el programa PRODER Montes de Toledo, se tuvo la gran iniciativa de encargar un Inventarios de Caminos para algunos de los municipios incluidos en el Grupo de Desarrollo Rural, una iniciativa que debería ser extensiva a la totalidad de municipios y que como sucediera en Valdepusa en el siglo XVI, fuera el punto de partida para que, en este caso técnicos de la administración autonómica recorrieran los caminos y marcaran las lindes, liberando de ello a los ayuntamientos, toda vez que al igual que una vía pecuaria se entiende que su defensa y conservación recae en la administración autonómica, al ser un eje vertebrador del territorio, un camino público que une varios municipios (vecinales)también debería ser competencia autonómica.

- Publicidad -

Si no toman cartas en el asunto, estamos expuestos a aquello de que “se acaba la linde y el tonto sigue” y si por algunos fuera llegarían con sus vallas hasta las tapias de los pueblos.

¿Cuál es tu reacción?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow