La queja del grupo municipal del PP de Talavera

La queja del grupo municipal del PP de Talavera
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

“No lo entiendo. No sé lo que quieren los talaveranos”. Estas son las palabras que pronunció un concejal del Partido Popular tras perder las elecciones municipales de Talavera en el año 1999. Y sin darse cuenta, él mismo se estaba ofreciendo la respuesta: el PP cayó, entre otras cosas, porque nunca supo lo que querían los talaveranos, algo que entendió muy bien el alcalde que les sucedió en el cargo: José Francisco Rivas.

- Publicidad -Advertisement

Y es que el Partido Popular dejó de gobernar en la Ciudad de la Cerámica esta legislatura por  el mismo motivo que en aquella época. El equipo que comandaba Jaime Alberto Ramos parece que tampoco entendió el deseo de sus convecinos. Y por eso lo pagó con otra mayoría socialistas, tal como entonces, como diría el malogrado Paco Umbral.

Pero esto es agua pasada, lo peor es que el PP en la oposición sigue sin dar chispas, sobrepasado por los acontecimientos e inmerso en un total despiste. Da la impresión que Vox le ha adelantado por la derecha y presentan una oposición más relevante que la de los populares, parecen que los asuntos que airean están más trabajados y con más ingenio –eso no quiere decir que sean más reales- que los que cuenta el PP.

La inestable situación del PP talaverano hace que sus concejales vean brujas en todas partes y hasta algunos ediles de esta formación se permiten el lujo de criticar a la prensa porque no sacan a la palestra ciertos temas que dan a conocer en sus ruedas de prensa. No se han parado a pensar que tal vez sea porque no interesan a los medios de comunicación y, mucho menos, a los talaveranos.

- Publicidad -

Más que oposición desarrollan un rosario repleto de quejas sin sentido y de poco calado. Denuncias casi infantiles, de poco nivel, como si no quisieran molestar al poder. Dicen internamente que no pueden levantar mucho la voz y quizá por ello esperan que este trabajo lo realice la prensa. Sostienen que no se puede prodigar en la crítica porque su portavoz ya está señalado por el ‘caso cloro’ y por aquel periódico fantasma que creó que combatir a aquellos medios que no eran de su cuerda.

Pueden que tengan razón eso que la silenciosa militancia apunta de Santiago Serrano, pero considero que oposición popular en esta Talavera de nuestros pecados está más centrada en repetir de memoria el ideario regional del partido y de manifestarse contra Emiliano García-Page que en defender los intereses políticos de aquellos que les votaron.

No hay que echar la culpa a la prensa y sí arremangarse, echarle coraje y realizar una oposición de calidad, si es que pueden. Urge un cambio en el PP si quiere mantener su vitola de seguir siendo el principal partido de la oposición, pues lo de ganar las elecciones locales da la impresión que aún queda lejos.

- Publicidad -

¿Cuál es tu reacción?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow