Al igual que ocurrirá en España y en el resto de Europa

El otoño será caluroso en Castilla-La Mancha y con precipitaciones dentro de lo normal

El otoño será caluroso en Castilla-La Mancha y con precipitaciones dentro de lo normal
Un momento de la rueda de prensa.
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que haya un otoño más caluroso de la normal en Castilla-La Mancha y que las precipitaciones sean las normales de esta época del año, por lo que mejorarán ligeramente la situación de los embalses.

- Publicidad -Advertisement

La delegada territorial de la Aemet en Castilla-La Mancha, Paloma Castro, ha informado este lunes en una rueda de prensa que se espera que el otoño sea más caluroso de lo normal en la región, al igual que ocurrirá en el conjunto de España y en Europa.

Según ha explicado Castro, hay una probabilidad moderada de que la temperatura media se encuentre en el tercio cálido en Castilla-La Mancha, como en el conjunto de España, de forma más robusta en la vertiente mediterránea y en Baleares.

Asimismo, ha apuntado que se esperan unas precipitaciones normales en esta época del año, por encima de 100 litros por metro cuadrado en todas las provincias de la región, lo que permitirá que mejorar ligeramente la situación de los embalses al final de la estación.

La curva de agua embalsada mejorará ligeramente o al menos no bajará más, ha apuntado Castro, que ha añadido que si el invierno viene lluvioso se podría acabar el año con en torno al 50 por ciento.

La lluvia en las cinco provincias

Si la pluviomentría es normal podrían caer en la provincia de Cuenca 166 litros por metro cuadrados el periodo otoñal entre octubre, noviembre y diciembre; 157 litros por metro cuadrado en el periodo en la provincia de Ciudad Real; 128 litros por metro cuadrado en la provincia de Toledo; 125 litros por metro cuadrado en la provincia de Guadalajara y 107 litros por metro cuadrado en la de Albacete.

Castro ha señalado también que es posible que a lo largo del otoño se formen familias de tormentas, que pueden dejar precipitaciones abundantes, así como depresiones aisladas de niveles altos (DANA) o gotas frías que provocarán inundaciones, aunque no puede determinarse con seguridad si afectarán a Castilla-La Mancha.

En este sentido, Castro ha apuntado que las gotas frías serán más probables en septiembre y octubre, y que se deben a la elevada temperatura que tiene el agua del Mediterráneo.

La primera DANA se espera para el 25 de septiembre y que podría afectar a algunas zonas de la región, aunque la delegada territorial de la Aemet no ha podido precisar s alcance, y ha reiterado que la temperatura del Mediterráneo se mantiene muy alta y se espera que se formen familias de tormentas que podrían ocasionar riesgo de inundaciones.

¿Cuál es tu reacción?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow