Enterrados en el Alcázar de Toledo en 1956 y 1997, respectivamente

Castilla-La Mancha por la República pide exhumar a Moscardó y Milans del Bosch

Castilla-La Mancha por la República pide exhumar a Moscardó y Milans del Bosch

Al igual que Podemos o IU, tras la reciente aprobación de la Ley de Memoria Democrática, la plataforma 'Castilla-La Mancha por la República' ha solicitado la exhumación de los restos mortales de los militares franquistas José Moscardó y Jaime Milans del Bosch del Alcázar de Toledo.

- Publicidad -Advertisement

Asimismo, piden que la cripta en la que están enterrados sea "resignificada" y se convierta en un centro de interpretación de Memoria Democrática.

La organización, acogiéndose a la nueva ley de memoria democrática, ha pedido este jueves en un comunicado que sus peticiones sean atendidas "con la mayor celeridad posible", entre las que se incluyen la retirada de todos los honores, condecoraciones, títulos y otras distinciones que se concedieron durante el franquismo.

Además, ha reclamado que la Virgen del Alcázar recupere su nombre y su culto original, que es Virgen de la Inmaculada, así como la ilegalidad de la 'Hermandad de Nuestra Señora Santa María del Alcázar', ya que sus estatutos reivindican "la exaltación y enaltecimiento de golpistas y otros menesteres antidemocráticos", según recoge la nota.

El general José Moscardó fue de los sublevados más destacados por el franquismo durante el golpe de Estado de julio de 1936, que alcanzó la fama por su defensa del Alcázar de Toledo, en donde se encerró y declaró el estado de guerra durante los primeros meses de la Guerra Civil española.

Ostentó el mando del Cuerpo de Ejército de Aragón hasta el final de la contienda y, durante el régimen franquista, fue nombrado jefe de la casa militar del Jefe del Estado y capitán general de dos importantes regiones militares. Moscardó murió en su domicilio de la calle Ayala de Madrid en abril de 1956 y enterrado en la cripta del Alcázar de Toledo. 

Milans, enterrado durante el Gobierno Aznar

El teniente coronel Jaime Milans del Bosch también se sumó al golpe de Estado y participó igualmente en el encierro del Alcázar de Toledo.

Una vez finalizada la guerra, se alistó como combatiente voluntario en la División Azul encuadrada dentro del Heer, ejército de la Alemania nazi, y participó en la Segunda Guerra Mundial con rango de capitán en las tropas hitlerianas.

En el intento fallido de golpe de Estado del 23-F de 1981, Milans del Bosch fue el único de los capitanes generales que se sumó al intento, sacando los tanques y las tropas a las calles de Valencia.

Milans del Bosch murió en 1997 y a pesar de que sobre él pesaba una condena por su participación en la intentona golpista del 23F, fue inhumado en el Alcázar de Toledo bajo el Gobierno del popular José María Aznar.

- Publicidad -

¿Cuál es tu reacción?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow