El coso ciudarraleño acogió una jornada del toreo del bueno

El toledano Ángel Téllez indulta al toro ‘Salinero’ en una tarde memorable en Alcázar

El toledano Ángel Téllez indulta al toro ‘Salinero’ en una tarde memorable en Alcázar
Los tres matadores salieron por la puerta grande, (Reportaje fotográfico de Alejandro Lara)

La tarde de este domingo en la localidad de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) son de las que crean afición de verdad. De esas tardes que te dan motivo para ir a los toros. Dejando de lado, el indulto de Ángel Téllez al sexto de la tarde, la ganadería de El Torero ha hecho una gran corrida de toros donde destacaron varios animales del encierro que hicieron rayar a la terna a un nivel extraordinario.

- Publicidad -Advertisement

Una terna de lujo que hicieron sus delicias: Morante de la Puebla, Emilio de Justo y Ángel Téllez. Un cartel atractivo donde se integraron a los mejores toreros del panorama actual. También se lidió un utrero -después de la terna- para el novillero local Aaron Infantes.

A Morante de la Puebla por fin le embistió un lote por raro que suene. Ya era hora, más tarde que temprano, que el cigarrero encontrase y se topase con un lote que le permitiese deleitar al presente. Morante de la Puebla meció a través de sus muñecas al primero de la tarde a la verónica donde dejó varias con gusto y cargadas de torería.

La faena de muleta fue de menos a más y acabó siendo una borrachera de torero. Todo empezó a través de una voz desde los tendidos hacia Morante de la Puebla: "arrímate, que no te manchas el traje de sangre". Esta frase arrebató al torero sevillano que echó la pata para adelante y toreó ceñido al natural.

Morante de la Puebla.
Morante de la Puebla.

Un toreo templado con ajuste y elegancia. Se gustó el cigarrero y sonrió a los tendidos como prueba de ello. Todo le salía; ya que metió la mano con habilidad para matar al primero de la tarde. Cortando una oreja con petición de la segunda por parte del público.

Con el cuarto de la tarde -segundo de su lote- armó la marimorena. Una faena de esas que se quedan en el recuerdo. Una faena de sevillanía, torería y duende.

Comenzó su faena sentado en el estribo con ayudados por alto. Sacándoselo a los medios de una forma torera. Toreó lento y elegante. Faena de muchos quilates. Mató recibiendo y cortó las dos orejas de una forma muy justa. Resaca de toreo por parte del cigarrero.

Emilio de Justo meció a la verónica al segundo de la tarde. Justito de fuerza pero con raza. El quite fue bonito y ajustado por chicuelinas. La faena de muleta fue de menos a más y tuvo momentos con sabor donde Emilio bajó la mano y dejó trincherazos con gusto.
En el quinto de la tarde formó un lío gordo.

Emilio de Justo.
Emilio de Justo.

De hecho, le pidieron hasta el indulto al toreo que toreo -segundo de su lote- al que le hubiese cortado un rabo, de no haber pinchado con el descabello tras una estocada que no fue efectiva.

La faena de De Justo estuvo cargada de poder, raza y verdad. Al natural. Poderoso en cada uno de ellos; largos y profundos. Por el lado izquierdo del animal. Cargando la suerte y a pies juntos. El rabo estaba cortado pero el descabello hizo que tan sólo se quedase en una oreja.

Ángel Téllez volvió a demostrar en la tarde de ayer en el momento que está. El toledano se encuentra de dulce y cada vez tiene más seguidores por las plazas. Su concepto, su verdad y su pureza le hacen diferente al resto. Cortando una oreja al primero de su lote.

Al sexto y último de la tarde le cortó las dos orejas y el rabo de manera simbólica. Indultó a ‘Salinero’ de El Torero de forma justa. El toro se comía la muleta ya desde sus inicios y no se cansó de embestir.

Lo bordó al natural por ambos pitones donde se enroscó de verdad. Se sintió y se gustó; lo disfrutó y lo disfrutamos. Y, a esta hora de hoy, el de El Torero podría seguir embistiendo en la muleta.

Ángel Téllez con el toro indultado.
Ángel Téllez con el toro indultado.

¿Cuál es tu reacción?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow