Canalizarán los arroyos de Sangüesa y de la Degollada

Las obras para evitar las inundaciones en Cebolla y Cobisa finalizarán el año que viene

Las obras para evitar las inundaciones en Cebolla y Cobisa finalizarán el año que viene
Un momento de la firma del convenio.
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Las obras para canalizar los arroyos de la Degollada y Sangüesa, destinadas a evitar riadas en los centros urbanos de los municipios toledanos de Cobisa y Cebolla, está previsto que terminen en 2024 y, con un presupuesto total de 10,3 millones de euros, se espera que sean la solución definitiva a los problemas recurrentes de inundaciones que sufren estos pueblos cuando se producen precipitaciones fuertes.

- Publicidad -Advertisement

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha suscrito este martes los convenios de colaboración para la ejecución de las obras con el presidente de la Diputación provincial de Toledo, Álvaro Gutiérrez, y los alcaldes de Cobisa, Félix Ortega, y Cebolla, Silvia Díaz, además del consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo.

Se trata de obras de protección y adaptación al riesgo de inundación e integración ambiental en núcleos urbanos que servirán para resolver las inundaciones repetidas que sufren los vecinos de estas localidades debido a las malas canalizaciones y cuando se producen lluvias abundantes, las más graves, las riadas que se produjeron en Cebolla en septiembre de 2018 y en Cobisa, también en septiembre de 2021.

Del total del presupuesto, 6,3 millones de euros son para las actuaciones en Cobisa y 4 millones para las de Cebolla.

- Publicidad -Advertisement

El presidente castellano-manchego ha elogiado a quienes se implicaron en la limpieza de estos pueblos cuando ocurrieron las desgracias: los dispositivos de emergencia, los ayuntamientos, la Diputación de Toledo y los medios de la comunidad autónoma, pero ha criticado que el Estado hizo "muy poquito, el Gobierno de España -ha dicho- no se ha portado bien ni con Cebolla ni con Cobisa".

Las confederaciones hidrográficas, según Page, son "máquinas de poner multas", pero no solucionan los problemas de la gente, como en estos cauces donde se producen las crecidas en los que no están interviniendo y "cuando se producen momentos de dureza, miran para otro lado".

Por eso, ha dicho que la región, en la próxima legislatura, va a emprender "una iniciativa potente para cambiar por completo el papel de las confederaciones" que, a su juicio, "consideran los ríos suyos, multan a todo el mundo, pero multan más a los que luego tienen años y años sin resolver expedientes", un tema que quiere llevar a la Conferencia de presidentes.

- Publicidad -

Silvia Díaz rubrica el convenio.
Silvia Díaz rubrica el convenio.

Buscar una solución

Frente a eso, García-Page ha elogiado a los dos alcaldes que han trabajado para buscar una solución, porque los vecinos no pueden vivir con la inseguridad de lo que pueda pasar cuando las lluvias son intensas.

La alcaldesa de Cebolla, Silvia Díaz, ha destacado que esta obra garantizará que los vecinos puedan dormir tranquilos, sin temor cada vez que hay precipitaciones fuertes o tormentas, tras los desastres del 8 de septiembre de 2018.

Ha dicho que se trata de una obra con un gasto superior al presupuesto anual de este pueblo de 3.500 habitantes, que vendrá a devolver la vida en una parte del municipio, además, ha anunciado que este jueves se va a inaugurar la biblioteca que quedó arrasada ese fatídico día.

El alcalde de Cobisa, Félix Ortega, también ha señalado que los problemas de inundaciones se vienen sufriendo desde hace tiempo y, la riada más dañina, la del 1 de septiembre de 2021, afectó a más de un centenar de vecinos, y además de perderse viviendas y negocios, hubo riesgo para la vida.

Los dos regidores, por tanto, han agradecido a la Junta y la Diputación su implicación para poner una solución a este problema, una solución que, según ha dicho también el presidente de la institución provincial, Álvaro Gutiérrez, va a ser la definitiva a un problema grave que causa daño, dolor y miedo, además de daños materiales en negocios y viviendas.

Con el encauzamiento de los arroyos que pasan por el centro urbano, ha continuado, se acabará con los problemas que se registraban en vías principales de estos pueblos que tenían una solución difícil.

La Diputación, ha dicho, aporta un total de 1,5 millones de euros a estas obras que estarán acabadas en 2024 si todo transcurre según lo previsto.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

¿Cuál es tu reacción?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow