Exposición promovida por los Amigos del Museo de Cerámica

El diablo, protagonista en el Ruiz de Luna de Talavera por Carnaval

El diablo, protagonista en el Ruiz de Luna de Talavera por Carnaval
Azulejo del zócalo de la ermita de Piedraescrita Foto: Asociación Amigos del Museo de Cerámica de Talavera).
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Coincidiendo con la celebración del Carnaval, la Asociación de Amigos del Museo, junto con el propio Museo Ruiz de Luna, han organizado una exposición con una selección de piezas en las que el diablo está representado.

- Publicidad - Advertisement

La vitrina invitada 'Tiempo de carnaval: el diablo en la cerámica' estará conformada por piezas desde principios del siglo XX hasta actuales.

Los alfares Nuestra Señora del Prado (Ruiz de Luna) y El Carmen (Niveiro) de Talavera de la Reina; y el de Santa Catalina (Pedro de la Cal), de El Puente del Arzobispo, aportarán algunas de esas piezas para la muestra.

También lo harán el artista-diseñador madrileño David Trullo y los tres talleres talaveranos que hoy en día mantienen la producción, léase, Centro Cerámico Talavera, Artesanía Talaverana y Cerámica San Ginés.

- Publicidad -

La inauguración tendrá lugar el 16 de febrero, a las 12 horas, coincidiendo con el Jueves Lardero.

El Carnaval, un poco de historia

Según refiere la Asociación de Amigos del Museo de Cerámica de Talavera en un comunicado de prensa, el origen de la celebración del Carnaval se remonta al Imperio Romano, a las Saturnales o fiestas en honor al dios Saturno, y a las Lupercales, que incluían copiosos banquetes, cortejos con bailes y danzas, y donde las normas morales se relajaban.

- Publicidad -

Con el cristianismo el Carnaval adquirió auge, sobre todo durante la Edad Media: ahí empezó a llamarse ‘carnaval’, procedente del italiano ‘carnevale’ y, a su vez, del latín ‘quitarse las carnes’.

Se celebraba, como en la actualidad, antes de la Cuaresma, para despedirse de la carne y los placeres antes de la penitencia, el ayuno y la abstinencia que marcaban la etapa cuaresmal.

El Carnaval es la fiesta de la diversión, los excesos, las caricaturas y los engaños, y en este homenaje al disparate, la exageración y la exuberancia, la representación del demonio es habitual.

Aunque varía según territorios y municipios, en la mayoría de zonas hay ritos relacionados con la figura del demonio, ya sea a través de máscaras, vestidos o accesorios.

La cerámica, como expresión artística, representa las costumbres, tradiciones y pensamientos de la sociedad, incluyendo piezas que exhiben la figura del diablo.

Coincidiendo con los carnavales, que se celebran en numerosas localidades, la Asociación de Amigos del Museo del Cerámica en colaboración con el Museo ha realizado una selección de piezas en las que el diablo está representado.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

¿Cuál es tu reacción?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow