martes, 18 enero 2022
- Publicidad -

25N, nada que celebrar por Talavera

El 25N se ha convertido en una extenuante jornada por quier y por doquier, retratadura mediante; mejor que sobre que no que falte, aunque esperemos que llegue el día que no haga falta. Las cifras dicen que para eso falta mucho.

El día anterior, éste más difícil, asistimos a la batalla de los ‘likes’ y los ‘clics’, busca y captura a costa de la execrable canallada sufrida por una joven talaverana. Cada uno sabrá si merece la pena olvidar la deontología por unas horas y contravenir las indicaciones que al respecto hacen los especialistas de la materia en violencia machista.

Y también asistimos a las guerrillas intestinas en esas redes sociales que, en muchos casos inmisericordes y casi siempre bajo el anonimato, resuelven la papeleta en un pispás al estilo del medievo o cargan contra nosotros por cobardicas.

Ocho días después de ese ataque seguimos a la espera de que la Delegación del Gobierno emita una nota de prensa en los términos y con los términos precisos. Su ausencia será por ese manido “no generar alarma social”, pero mientras permite, una vez más, filtraciones desde sus entrañas.

- Publicidad -

Los tres grandes poderes del Estado son los que deben comenzar a acorralar de una vez por todas a los agresores, maltratadores y asesinos, y a proteger, amparar y ser garantes con las víctimas por encima y antes de todo. Otro gallo cantaría si en estos casos no se dilatasen los procesos, sentencia en mano sus nombres e imágenes engrosaran un listado público de personas peligrosas para las mujeres y se empezara a utilizar la tecnología para cumplir esas órdenes de alejamiento fuera de la población de residencia de la víctima. Que digo yo que si puedo geolocalizar mi móvil o mi coche podrán saber dónde están las escorias en tiempo real.

Y es que en la justicia la leche no siempre es blanca porque de serlo no existirían los recursos y los desdices, por lo que el cuarto poder no se va a tirar al pie de los caballos cuando los que tienen el respaldo y las espaldas anchas no lo hacen.

Han sido dos días tristes, con la guinda puesta en el parlamento talaverano donde el partido salvador de la patria volvió a demostrar que vive en la primera temporada de Cuéntame -dixit Sergio Delgado- y sus imitadores, también en contra de esa multiculturalidad que genera inseguridad, se van a uno de los barrios más multicultural de Talavera y salen indemnes. ¡Qué cosas!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad