domingo, 9 mayo 2021

Ángel Monterrubio explica en el Portal de Cultura de la Junta las fiestas de Mondas

El profesor de la UCLM ha desgranado los detalles y el recorrido histórico de los ancestrales festejos talaveranos

El profesor de la UCLM Ángel Monterrubio ha desgranado en el portal de Cultura de la Junta los detalles y el recorrido histórico de la fiesta de las Mondas de Talavera de la Reina, declaradas de Interés Turístico Nacional y que es la fiesta “de la Tierra de Talavera”.

En su artículo, consultado por Efe, el profesor Monterrubio ha señalado que esta celebración “es la fiesta talaverana más especial, por encima de las tradicionales ferias de mayo y septiembre” y ha explicado que lo es “porque se ha conseguido su recuperación con la colaboración de todos: vecinos, instituciones, asociaciones, hermandades, maestros, investigadores, de todos y cada uno de los pueblos de la Tierra de Talavera que se han involucrado en su fiesta”.

En este sentido, Monterrubio ha recalcado que “las Mondas no son la fiesta de Talavera, son la fiesta de la Tierra de Talavera”, cuyo origen se pierde en el tiempo y que ido evolucionando y adaptándose a los diferentes cultos religiosos y a vicisitudes sociales durante más de veinte siglos.

Esta fiesta tuvo su origen en época prerromana, cuando los primeros pobladores de estas tierras celebraban que “la Madre Tierra despierta y germina”, y fueron adaptadas por los romanos en honor a la diosa Ceres.

El nombre de Mondas

El nombre de Mondas viene de lo que el escritor romano Apuleyo llamaba ‘Munda Cereris’, las cestas sagradas de los viejos rituales grecorromanos de los cultos agrícolas a Deméter en Grecia y Ceres en Roma y que las doncellas portaban al templo de la divinidad flores, frutos, tortas, pasteles y otros objetos que no se debían mirar porque si se miraban traían mala suerte.

El carnero era el animal consagrado a Ceres como protectora de los rebaños, que también es un símbolo que enlaza con el carrito de Gamonal tirado por carneros en la actualidad.
Desde la época visigoda, la Iglesia cristianizó este culto y lo vinculó a la Virgen del Prado, y después esta fiesta tuvo momentos mejores y peores, hasta llegar a un progresivo declive durante todo el siglo XIX y principios del XX ya que incluso dejaron incluso de celebrarse en el año 1919 aunque reaparecieron tras seis años de paréntesis, en el año 1926.

El futuro

Monterrubio ha incidido en que “de cara al futuro habrá que depurar, cambiar, mejorar algunas cuestiones, potenciar otras y darle los toques necesarios para amoldarla a una fiesta del siglo XXI que nace en la prehistoria, para que siga manteniendo el interés y la singularidad”.
En este sentido, ha dejado claro que esto no es “nada nuevo” ya que “a lo largo de los siglos la Fiesta de Las Mondas ha tenido, como es lógico, muchas e importantes mudanzas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad