lunes, 1 marzo 2021
- Publicidad -

Detenido por cultivar marihuana tras incumplir una orden de alejamiento

Los agentes de la Guardia Civil han incautado 340 plantas de marihuana en Ciruelos.

La Guardia Civil ha detenido en Ciruelos (Toledo) a un hombre de 32 años que había incumplido una orden de alejamiento y que, además, se dedicaba al cultivo intensivo de marihuana, con lo que los agentes también han incautado 340 plantas.

La Comandancia de Toledo ha informado que una patrulla de Seguridad Ciudadana del Puesto de la Guardia Civil de Yepes se desplazó hasta Ciruelos para localizar a una mujer, víctima de la violencia de género, y comprobar que se encontraba en perfectas condiciones, ya que telefónicamente no había sido posible contactar con ella.

Una vez en el lugar, la patrulla verificó que el vehículo que estaba estacionado en la entrada del domicilio era propiedad del hombre sobre el que había dictada una orden judicial en vigor de alejamiento de esta mujer.

Los agentes llamaron a la puerta y salió este hombre, quien les contó que se encontraba allí con autorización de la víctima y que ella había cambiado su lugar de residencia a otro municipio.

La Guardia Civil, que no había sido informada como corresponde de esta nueva situación, comprobó todas las estancias de la vivienda con el fin de verificar si la mujer se encontraba en ella, así como su estado físico, y descartó que estuviera en su interior, aunque sí halló distintas pertenencias suyas.

340 plantas

Cuando accedió desde la calle al garaje para completar la inspección, descubrió una instalación completa para el cultivo intensivo de marihuana que, según manifestó el varón, posteriormente detenido, le habría supuesto un desembolso de unos 7.000 euros y donde los agentes incautaron 340 plantas.

También comprobaron que existía un enganche ilegal de fluido eléctrico, que se había realizado para mantener este cultivo ilegal.

Con todo, los agentes procedieron a la detención de este sujeto por un delito de cultivo o elaboración de estupefacientes, otro de defraudación de fluido eléctrico y uno más de quebrantamiento de orden de alejamiento.

Además, la Guardia Civil desmanteló toda la infraestructura de esta instalación ilegal y consiguió localizar telefónicamente a la mujer, que fue informada de su obligación de comunicar cualquier cambio de residencia y acompañada después por los agentes a recoger sus pertenencias y animales domésticos que había dejado en la vivienda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad