domingo, 20 septiembre 2020

Los toledanos Eugenio de Mora y Raúl Rivera vuelven con ganas en Consuegra

Ambos cortaron una oreja en una corrida en la que Daniel Luque fue el triunfador

La terna de Consuegra, con Eugenio de ora (i), Raúl Rivera y Daniel Luque (d). REPORTAJE GRÁFICO: ALEJANDRO LARA.

Tarde de calor y polvo en la localidad toledana Consuegra. Volvieron los toros a la provincia de Toledo y lo hicieron con una corrida de Julio García con una terna formada por  Eugenio de Mora, Daniel Luque y Raúl Rivera. Corrida con acento toledano.

Un encierro bien presentado pero quizás algo falto de fuerzas. Destacando el quinto de la tarde, lidiado por Daniel Luque, al que pidieron el indulto. Un gran toro que acabó siendo premiado con la vuelta al ruedo.

Eugenio de Mora

Eugenio de Mora.

Eugenio de Mora abrió la tarde ante un animal muy suelto de salida, que provocó un desconcierto en la lidia durante el tercio de banderillas.

Bajo una polvareda en el ruedo, el moracho lo intentó ante un toro totalmente rajado en la muleta, y al que no le pudo sacar nada prácticamente. Mató con un bajonazo en su segunda entrada con los aceros.
 
Mucho mejor con su segundo que hizo de cuarto de la tarde. El moracho estuvo de verdad ante un toro que quiso más pelea que el anterior. Faena con pausa y midiendo al animal que cabeceaba en la muleta.

El punto de exposición de Eugenio fue máximo y llegó a meter al público de lleno en la faena, tras una voltereta sin consecuencias. Mató con una estocada marca de la casa, algo trasera, pero entrando de verdad para tocar pelo. 

Daniel Luque

Daniel Luque.

Daniel Luque fue el nombre destacado de la tarde, bien es verdad que gozó del mejor lote. Con el primero dejó un aperitivo de lo que nos esperarría con su quinto. Luque toreó con clase y gusto al de Julio García en la muleta.

Toro justo de fuerzas pero que supo cuidar y administrar con el trapo rojo, dejando naturales importantes. Estocada con los aceros tras aviso y oreja.

El quinto fue el mejor animal de la tarde, superior a los demás. Un animal bastante castigado durante el tercio de varas que a pesar de ello acabó sacando un gran fondo en la muleta.

Un animal que se venía de largo y donde Luque le puso la muleta muy abajo, arrastrándosela prácticamente con la arena del ruedo, acometiendo el toro a ella constantemente.

La faena fue cogiendo aún vuelos mayores hasta el punto de empezar a escuchar el primer runrún en los tendidos pidiendo el indulto.

El remate final llegó con unas ‘luquesinas’ marcas de la casa que puso en pie a la plaza y en un aprieto al presidente, llegando a dar un aviso al matador.

Finamente Luque decidió entrar a matar y acabó pinchando con los aceros viéndose afeada una faena de dos orejas perfectamente que terminó en una y en vuelta al ruedo al animal.

Raúl Rivera

Raúl Rivera.

Raúl Rivera, hasta el ecuador de la corrida, fue el más dispuesto y el que más ganas demostró.

El toledano fue a por todas y no quiso dejarse nada a dentro. Recibió con una larga cambiada de rodillas seguidas de un ramillete de verónicas. Con los palos estuvo colosal en el tercio de banderillas y puso en pie a la plaza.

En la muleta estuvo muy de verdad. Dejando naturales largos y de frente. Pasándose muy cerca al animal y cuajando a la vez a un toro muy válido de Julio García. La faena se vio afeada con los aceros donde falló en dos ocasiones y su premio se vio mermado a una oreja. 

Con el sexto y último que cerraba plaza no tuvo fortuna alguna. El animal evitó pelea en todo momento y no pudo hacer nada ante él, con los aceros estuvo desafortunado, llevándose una ovación del público presente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -