lunes, 3 agosto 2020

Minuto de silencio en Talavera por las víctimas de violencia de género en julio

Por parte de una representación de la Corporación municipal y colectivos ciudadanos

Minuto de silencio en Talavera.
Minuto de silencio en Talavera.

La alcaldesa de Talavera, Tita García Élez, ha encabezado la representación de la Corporación municipal que ha participado en el minuto de silencio que se ha guardado en la Puerta Noble del Ayuntamiento por las víctimas de violencia de género durante este mes de julio.

Junto a la regidora talaverana han estado buena parte de los concejales y concejalas del equipo de Gobierno, así como representantes de los grupos municipales del PP y de Ciudadanos.

También, el delegado del Gobierno regional en Talavera, David Gómez; Policía Local, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Asociación Talaverana Contra los Malos Tratos, Asociación Aurelio de León, Colegio de Abogados de Talavera y ciudadanos a título particular.

En esta ocasión, la lectura ha corrido a cargo del concejal de Educación de Calidad y Deporte en Igualdad, Sergio Gutiérrez, quien ha hablado del origen y los detonantes de la violencia.

En el texto, se ha hecho hincapié en que muchas veces las conductas agresivas se han aprendido previamente, por lo que, se ha defendido que “eliminando todo ejemplo de socialización machista (chistes, utilización de la mujer en anuncios y medios, denigración de mujeres en grupos de WhatsApp, vivencia de violencia en el hogar o diferentes modelos de cultura de la violencia, entre otros), se reduciría significativamente este tipo de violencia”.

Patrones violentos

“El hecho que estos patrones violentos se tengan en el repertorio, no implica que se vayan a ejecutar. Hay situaciones detonadoras que provocan la violencia. Nunca, estas situaciones son responsabilidad de las víctimas”, ha subrayado Gutiérrez.

El maltrato a una mujer, ha continuado, tiene como causa una serie de factores de riesgo y de protecciones sociales e individuales que derivan en que una persona lleve a cabo conductas de maltrato: desde carencias en habilidades sociales a una socialización sexista; es decir, “el machismo influye”.

Por tanto, “los celos son detonadores, igualmente la ruptura, pero no tienen que ver con el origen de la conducta violenta que se remonta a la educación y los valores sociales”. Así, hay que “ir siempre al origen si queremos intervenir y acabar con la violencia”, ha remarcado el concejal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -