3.5 C
Toledo
3.5 C
Talavera de la Reina
miércoles, 8 julio 2020
- Publicidad-
- Publicidad-

Detenidas dos personas por un delito de cultivo o elaboración de estupefacientes

Uno de los detenidos por la Guardia Civil en Burguillos.

La Guardia Civil ha detenido a una mujer y a un hombre, de 30 y 38 años de edad respectivamente, por los delitos de cultivo o elaboración de estupefacientes y defraudación del fluido eléctrico. Estas personas eran responsables de una plantación de alto rendimiento de marihuana en la localidad de Burguillos, donde se han incautado 2.011 plantas y desmantelado una infraestructura valorada en más de 60.000 euros.

El Equipo de Investigación de la Guardia Civil de Mora disponía de información facilitada por el Puesto de la Guardia Civil de Argés sobre una posible plantación de marihuana en una vivienda en Burguillos, por lo que iniciaron las gestiones de averiguación y confirmación de estos hechos, dando origen a la Operación Areizaga, todo ello dentro del plan establecido por este Cuerpo para la prevención del tráfico y cultivo de estupefacientes en locales y zonas de ocio.

La Guardia Civil comprobó que en esta vivienda residían dos personas en régimen de alquiler que ocasionalmente eran visitados por personas de origen chino. Igualmente se verificó que los moradores de esta propiedad apenas salían de la vivienda y que permanecían siempre alerta ante cualquier movimiento que se pudiera realizar alrededor de esta propiedad, siendo otras personas las que les abastecían. Los agentes verificaron que este grupo de personas pertenecían a una misma familia con residencia en Madrid.

Una vez analizada toda la información, el Equipo de Investigación de la Guardia Civil de Mora solicitó a la Autoridad Judicial autorización para realizar una entrada y registro en esta propiedad, la cual se llevó a cabo con el apoyo de la USECIC de la Comandancia de la Guardia Civil de Toledo y otras Unidades de Seguridad Ciudadana.

Momento en el que la Guardia Civil entra en la vivienda.

Toda la planta inferior

La Guardia Civil comprobó que toda la planta inferior de esta propiedad había sido habilitada con una compleja infraestructura para el cultivo intensivo de marihuana valorado en más de 60.000 euros, de donde se incautaron 2.011 plantas en diferentes estados de floración. La planta superior de la vivienda también estaba siendo preparada para ampliar el cultivo.

Los agentes además verificaron con una empresa oficial de electricidad  que estas personas tenían un enganche ilegal a la red pública.

La Guardia Civil incautó las 2.011 plantas de marihuana, desmanteló la infraestructura de la instalación y detuvo a un hombre y a una mujer por los delitos de cultivo o elaboración de estupefacientes y defraudación de fluido eléctrico, delitos por los que también se tomó manifestación como investigados no detenidos a otras tres personas, dos mujeres y un hombre.

Los detenidos y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de guardia de Toledo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -

Actualidad