jueves, 6 mayo 2021

Emotiva despedida a Juan Atenza, tras 35 años al frente del ICS de Talavera

Más de un centenar de compañeros, amigos y familiares le rindieron justo homenaje

Atenza con el histórico equipo de Sanidad Ambiental.
Atenza con el histórico equipo de Sanidad Ambiental.

El Instituto de Ciencias de la Salud (ICS) de Talavera vivió el pasado viernes un día especialmente emotivo y trascendente con la despedida por jubilación del que ha sido su director gerente durante los últimos treinta y cinco años, el doctor Juan Atenza Fernández.

Un largo y variopinto periplo al frente de un centro referente en la promoción y mantenimiento de la Salud Pública en Talavera y comarca, del que el propio homenajeado hizo somero resumen en un acto en el que se congregaron más de un centenar de compañeros, amigos y familiares, destacando entre estos últimos su esposa Pilar, sus dos hijas Angélica y Blanca, y su dos nietos Vera y Ginés.

Todos ellos, unos con su sola presencia y otros a viva voz, rindieron justo tributo a este peculiar y polifacético médico murciano que hace ya 43 años decidió invertir el sentido del cuestionado acueducto Tajo-Segura, para trasvasar a Talavera y al conjunto de la sociedad talaverana un considerable caudal de profesionalidad, sapiencia, compromiso, bonhomía e irrefrenable curiosidad.

Romance de Igroso a Juan Atenza.
Romance de Igroso a Juan Atenza.

Connotaciones personales avaladas por su dilatada trayectoria al frente de lo que actualmente es el ICS, a partir de ahora ya iremos viendo, sus diversas contribuciones y responsabilidades médicas y científicas, su decidido y casi solitario impulso al Museo de la Sanidad, ubicado en las dependencias del propio ICS, su acreditada contribución a la causa cultural local a través del colectivo Arrabal, e incluso su agudo e inquieto visor fotográfico.

De casi todo ello se habló y ensalzó en un turno de alocuciones que inició el doctor Benjamín Pérez Franco, para dar luego paso al excelente soneto del poeta y compañero Rubén Rodríguez Corrochano y al entrañable Ciego del Berrenchín, el gran Igroso, que deleitó a los presentes con un acertadísimo, como siempre, romance chirigotero.

El ex consejero de Sanidad y también poeta Fernando Lamata dedicó otro emotivo texto a Juan Atenza, que agradeció emocionado las loas recibidas y que mostró especialmente orgulloso la makila, uno de los regalos recibidos, un bastón hecho de madera de níspero que en el País Vasco se entrega como símbolo de una jefatura, un poder, que hay ganarse y merecerse a juicio de los demás ya que el bastón en sí siempre debe ser regalado.

Algunos de los compañeros de Atenza.
Algunos de los compañeros de Atenza.

Y se ha ganado y merecido Juan Atenza, sin duda, la makila y el reconocimiento recibido por parte de todos los presentes en una despedida en la que también estuvieron otros referentes del ICS y la Salud Pública en general como Carmen Riolobos, Begoña Aldama, Lorenzo Castellote, Salvador Mateo, Nines Maestro, Antonio Segura o Manuel Pereda. Tampoco faltaron a la cita el viceconsejero y ex administrador del ICS José Miguel Camacho y el ex consejero de Sanidad Roberto Sabrido.

Y así, entre un buen ágape, palabras, brindis, abrazos y buenos deseos se despidió Juan Atenza de una de sus pasiones profesionales y personales, la labor sanitaria del ICS, aunque todavía le quedan muchas para dar, enseñar y compartir. A la espera quedamos, jefe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad