3.5 C
Toledo
3.5 C
Talavera de la Reina
miércoles, 3 junio 2020
- Publicidad-

Preocupación en Talavera por el desalojo de 21 familias

El edificio del callejón de San Francisco se convirtió en el año 2014 en santo y seña de la lucha de la PAH (Foto: eldiario.es)

El posible desalojo de 21 familias en precariedad económica en Talavera trae en jaque a los afectados, principalmente, y por extensión a quienes tienen la responsabilidad y pueden encontrar una alternativa habitacional.

Y es que una empresa inmobiliaria dependiente de Liberbank (antiguo CCM) está decidida a recuperar dos edificios que posee la entidad en la Ciudad de la Cerámica y que llevan años habitados por familias sin recursos.

Concretamente los edificios ‘okupados’ se hallan en el callejón de San Francisco, el conocido como ‘Edificio Dignidad’ y donde actualmente viven 8 familias; y en la calle San Ginés, que aloja 13 unidades familiares.

Y es que tras varios años de pleitos Mosacata, que así se llama la gestora inmobiliaria, estaría a punto de recuperar judicialmente sus propiedades.

“Inminente desalojo”

Imagen de archivo de residentes en el Edificio Dignidad de Talavera.

Esa sentencia tiene en vilo a Miguel Ángel Pino, uno de los actuales inquilinos del Edificio Dignidad y portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Talavera y su comarca, quien traslada a este digital su preocupación ante lo que entiende un “inminente desalojo”, sólo pendiente de esas cartas del juzgado que presumía llegarían tarde o temprano.

Pino señala que Mosacata va a recuperar “definitivamente” el edificio y ya les habría hecho una oferta para el abandono voluntario: “nos pagarían, por lo menos en mi caso, cuatro de meses del alquiler que encuentre… y luego, ¿qué?

El portavoz lamenta que el edificio del callejón de San Francisco haya estado cerrado diez años y cuando las movilizaciones por las ‘Marchas por la Dignidad’ desencadenaron su ocupación “comenzaran a interesarse” por una propiedad abandonada.

A colación, apunta, que durante estos últimos quince años ni el banco ni la inmobiliaria habrían abonado, “según tenemos entendido”, el correspondiente IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) al Ayuntamiento de Talavera.

Y precisamente las miradas de estas familias vuelven a mirar hacia la plaza del Pan donde en noviembre de 2014 les paliaron momentáneamente su zozobra al dejarles empadronarse, lo que les permitió alcanzar de nuevo una mínima dignidad social al poder recuperar la luz, la cartilla sanitaria y la escolarización de sus hijos, el último eslabón y el más dramático de este asunto.

La lucha de la PAH

Ese gesto del Gobierno Ramos se presumía como la antesala para que Talavera se convirtiera en una ‘Ciudad libre de desahucios’.

Desde entones la PAH echó el resto para que sus reivindicaciones pasasen de ser voces de impotencia perdidas por las calles de la ciudad a cobrar respaldo y responsabilidad institucional. Esto se logró en julio de 2015 en una sesión plenaria en la que todos los grupos políticos acordaron poner en práctica ‘los 5 de la PAH’, cinco reivindicaciones fundamentales para que ninguna familia se quedase sin un techo donde cobijarse y que compendian el derecho a la vivienda que reconoce el artículo 47 de la Constitución Española.

Año y medio después y para que ese acuerdo en Pleno se revitalizase, dado que se denunció el incumplimiento del mismo, se procedió a una firma pública por parte de los portavoces municipales asumiendo nuevamente esos cinco puntos, léase, la dación en pago retroactiva y condonación de la deuda; la moratoria sobre desahucios de la primera y única vivienda; la puesta en marcha de un parque público de viviendas sociales movilizando toda la vivienda vacía pública o de los bancos; una reforma de la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos) para favorecer alquileres asequibles; y la garantía de no cortar los suministros básicos de agua, luz y gas.

Talavera, sin vivienda social

Sin embargo, más de dos años después de esa firma “¿seguimos igual?, no, peor”, lamenta Miguel Ángel Pino al abundar que “no se ha hecho nada. Talavera sigue sin vivienda y alquileres sociales”.

Y así lo confirma a ahoraclm.com la actual concejala de Protección Social y Reducción de Desigualdad, Nuria Sánchez, quien reconoce que “es la mayor preocupación que tenemos”.

Y es que las pocas propiedades que dispone el Ayuntamiento están concedidas y los 24 pisos de los peones camineros en la calle Capitán Cortés, que se apuntó como una primera solución ante la precariedad de vivienda social municipal, siguen sin rehabilitarse.

Por eso y a corto plazo la edil apunta a una solución por parte de la Junta de Comunidades a través de la Oficina de Intermediación Hipotecaria en tanto en cuanto el director general de Planificación Territorial y Vivienda de la Consejería de Fomento y concejal en el Consistorio talaverano, José Antonio Carrillo, pueda retomar la rehabilitación de las 27 viviendas del Polígono Los Turieles propiedad de Gicaman (Gestión e Infraestructuras de Castilla-La Mancha), una vieja pretensión del PSOE municipal en la oposición.

También cabe apuntar que en cuanto a las 158 viviendas censadas en Talavera de la Reina por la propia PAH, propiedades de la Sareb (Sociedad de gestión de Activos procedentes de la REestructuración Bancaria), conocido popularmente como ‘Banco Malo’, no se ha hecho nada en los últimos años aunque se propuso negociar, por lo que siguen en su mayoría deshabitadas y sin dar rédito a los unos y sin solventar la papeleta de los otros.

Aún así, Nuria Sánchez ha querido tranquilizar a los afectados al entender que hay “tiempo de maniobra” porque la orden judicial de desalojo “puede tardar” y “antes encontraremos una solución”.

Pero el tiempo corre en contra de los afectados y de los actuales dirigentes en una situación a la que se ha llegado por esos gestos sin enjundia y esas miradas para otro lado que no quisieron fijar la vista y ver la realidad de la angustia y desesperación que reflejan los ojos de los que la padecen.

1 Comentario

  1. Si en vez de organizar en Talavera tantas fiestas, jaranas, cachondeos y juergas estuvieramos preocupados con los problemas reales e importantes otro gallo nos cantaría. Pero aquí el egoísmo y hedonismo -a vivir que son dos días y ya ha pasado uno- se han instalado para quedarse. Aquí lo prioritario es asegurarse el trasero y punto pelota. Siempre son los demás los que acabaran comiendo en el Comedor Social de Cáritas…los que se quedarán sin un techo donde cobijarse….los que se morirán de asco. Siempre los demás. Y por lo tanto los que tienen solo piensan en disfrutar de un marcopolismo perpetuo, de cañas y pinchos, de espectaculos gratuitos, de paseos con perros o con bicicletas. Cada día es mas grande en Talavera la brecha entre los que viven bien y los que malviven…..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Actualidad