miércoles, 5 agosto 2020

Castilla-La Mancha tendrá un verano más cálido, con precipitaciones normales

Un momento de la rueda de prensa.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que Castilla-La Mancha tendrá un verano más cálido de lo normal, con las precipitaciones habituales en esta época del año, según ha dado a conocer este miércoles la delegada de este organismo en la región, Paloma Castro.

En rueda de prensa, Castro ha explicado que las previsiones apuntan a que los meses de junio, julio y agosto van a ser más calurosos de lo habitual en toda Castilla-La Mancha y en casi toda la Península, salvo en Extremadura y Andalucía.

Los pronósticos apuntan a que en estas zonas las temperaturas medias pueden subir en conjunto en torno a medio grado, aunque en la parte occidental de la Península la subida puede ser aún mayor y situarse en torno a un grado más que un año normal.

Esta situación puede producirse también en el oeste de la provincia de Toledo, donde las temperaturas pueden llegar a subir en torno a un grado de media, lo que agravará la situación de la zona occidental de la provincia toledana, que ya está técnicamente en situación de sequía, ha apuntado la delegada de la Aemet en Castilla-La Mancha.

En la zona oeste de Toledo se esperaban unas precipitaciones de 110 milímetros (110 litros por metro cuadrado) en primavera, que se han quedado en la tercera parte, por lo que la situación es ya de sequía y podría llegar a ser similar a la que se produjo en 2017.

Sequía

También está cerca de la situación de sequía la zona occidental de Ciudad Real, mientras que buena parte del resto de la región está encaminada a estar en una situación similar, ha explicado Castro, que ha informado que se espera que las precipitaciones en el periodo estival sean las normales de esta época del año en Castilla-La Macha.

En este ámbito “lo que impera es la climatología”, ha comentado la delegada de la Aemet, quien ha avanzado que se espera que las precipitaciones del periodo veraniego en la zona de Molina de Aragón sean de 96 milímetros (96 litros por metro cuadrado), de 71 milímetros en Cuenca, de 55 milímetros en Los Llanos-Albacete, de 39 milímetros en Toledo y de 36 milímetros en Ciudad Real.

Asimismo, ha adelantado que probablemente la próxima semana se producirá la primera ola de calor del verano en Castilla-La Mancha.

La Aemet pronostica que el domingo empezarán a subir las temperaturas, que se mantendrán altas hasta el martes, de forma que si entre el martes y el miércoles no hay enfriamientos sino, al contrario, calentamientos, se podría declarar la primera ola de calor del estío, como parece probable porque se va a colocar sobre la mitad sur de la Península una masa cálida de origen sahariano, ha señalado Castro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -