martes, 19 octubre 2021

Las discrepancias en el PP y la convulsa historia del PSOE talaverano

Paco Núñez, el candidato del aparato, será el sucesor de Cospedal.
- Publicidad -

Con la llegada del otoño las formaciones políticas comienzan a desarrollar su actividad y a desplegar las correspondientes estrategias para seguir contando con el mayor número de electores, aunque, a veces, algunas estratagemas hacen que se pierda el apoyo del votante que se había conseguido en la ocasión anterior.

El partido que mayor protagonismo ha conseguido en esta época de vendimia ha sido el PP porque ha elegido a su presidente regional, al sucesor de María Dolores de Cospedal. Y ha recogido el testigo un hombre de su confianza: Paco Núñez. Al final, y como se esperaba, ha triunfado el candidato del aparato al obtener el sesenta por ciento del apoyo de los militantes.

El alcalde de Seseña, Carlos Velázquez, ha sido el derrotado, pero ha conseguido que le voten un cuarenta por ciento de los que fueron a las urnas. Ganó en Toledo, casi empata en Cuenca y en Talavera únicamente perdió por cincuenta votos y eso que desde el aparato se pagó las cuotas a ciertos afiliados para que votaran a Núñez.

Como el PP es una formación poco asamblearia, es en este tipo de actos donde se muestra el desacuerdo con la dirección. Y por lo visto en la provincia de Toledo José Julián Gregorio no tiene el asunto muy bien atado, pues ha sido el único presidente provincial que ha visto como en su zona no ha ganado el candidato del aparato.

Y es que en la provincia de Toledo es donde se han dado más desavenencias. Por ejemplo, el grupo municipal del ayuntamiento de la capital regional se ha partido en dos. Por un lado, apoyando a Núñez, estaban Claudia Alonso y Jesús Labrador y por otro andaba José Manuel Velasco, que ha sido el jefe de campaña de Carlos Velázquez.

Por cierto, que el triunfo del hasta ahora alcalde de Almansa –dejará el sillón cuando sea investido presidente regional- parece que ha aupado a Claudia Alonso, que da la impresión que tendrá un puesto importante en su ejecutiva y ya comienza a sonar como candidata del PP a la Alcaldía de Toledo. Y es que la que ha sido portavoz de la candidatura de Paco Núñez puede redondear una vida política llena de responsabilidades, pues la actual concejala de Toledo y también diputada regional ya ocupó el cargo de secretaria regional de Nuevas Generaciones.

En Talavera, el representante de la candidatura de Velázquez ha sido César Higueruela, un hombre de la Junta Local, que ha contado con el apoyo de distintos exconcejales de partido y compañeros de Jaime Alberto Ramos en el Gobierno municipal que presidió Florentino Carriches y que formaron el elenco de la Quinta de los chulimbis. Estos veteranos parece que encabezan el descontento que existe en el PP talaverano ante la actuación del Gobierno municipal.

Un momento del homenajes a los veteranos militantes del PSOE.

El PSOE y su historia

Por su parte, el PSOE ha aprovechado la Feria de San Mateo para premiar, en la caseta que esta formación instala en el recinto ferial, la dedicación al partido de ciertos militantes de Talavera y su comarca. Un buen gesto, aunque algunos compañeros critican que el galardón no fue el más adecuado.

Unos homenajes que fraguan en el umbral de lo que parece un nuevo éxito electoral del PSOE tanto en los comicios regionales como locales. Todo hace indicar que Emiliano García-Page volverá a repetir como presidente del Ejecutivo de Castilla-La Mancha y que Tita García gana terreno a Jaime Alberto Ramos.

Y es que, indudablemente, el PSOE es un partido con vocación de poder. En Talavera, por ejemplo, desde que llegó la democracia ha sido el partido que más tiempo ha gobernado el consistorio y siempre ha presidido la Junta a excepción de la pasada legislatura.

Y eso que en la Ciudad de la Cerámica ha escrito una historia convulsa. Si nos atenemos a la Ejecutiva con la que contaba el partido en las primeras elecciones locales, exceptuando los que nos han dejado, solo queda afiliado Vicente García. El PSOE, pese a su gran cantera, también ha contado con un alcalde que lucía el cartel de independientes: Jesús García de Castro.

Además, se da la paradoja que tres exsecretarios generales abandonaron la formación para militar en otra y eso que dos de ellos habían sido alcaldes socialistas. Federico Lafuente se marchó y acabó siendo concejal de IU con responsabilidades de Gobierno en aquel tripartido PP-CDS-IU; Pablo Tello estuvo dos legislaturas como concejal de Actal, formación que creó, y en la última fue el gran apoyo del PP en el gabinete Carriches. Isidro Flores, al que ahora parece que no le dejan que recupere la militancia, también dejó el partido y fundó Cota, aunque nunca funcionó.

Tampoco hay que olvidar que algunos que militaron en la clandestinidad y en el inicio de la democracia fueron privados de sus carnets, algo que recuperaron cuando Isidro Flores accedió a la Secretaría General. El PSOE también ha sido el partido de las corrientes. Una de ellas acabó con el reinado de Tello y otras, apoyadas desde la Ejecutiva Provincial, han quitado y puesto cargos a su antojo. Ahora mismo, que ha perdido protagonismo Izquierda Socialista, Jerónimo Martín de Bernardo y su batallón pedrista, como les denominan sus compañeros, sigue cohabitando con la oficialidad.

Pero pese a todo, el PSOE camina y vislumbra recuperar la Alcaldía. Se ha hecho el relevo de José Gutiérrez sin estridencias y ya tiene mando en plaza Tita García, que comienza a configurar su candidatura a espera de que se produzcan primarias o no.

Pero lo que no hay que negar es que los militantes que recibieron su homenaje en San Mateo se lo merecían porque ellos siempre han sido del PSOE. No de izquierdas, sino del PSOE. Vicente García, sin ir más lejos, comenzó a militar en aquel PSOE al que Felipe González le privó su condición de marxista y ha seguido haciéndolo pese a los cambios hacia el centro que el partido ha ido dando.

“Tú, Vicente, eres del PSOE. Únicamente quieres ser del partido y no miras lo giros que da. Por eso seguirás en el PSOE toda la vida, aunque la formación deje algunos parámetros que siempre has defendido”. Esto se lo dijo Carlos Lorenzo, un exmilitante histórico del PSOE y compañero de García en distintas ejecutivas, al terminar una de las asambleas en Talavera.

Vicente García, al igual que todos los homenajeados, continúan en el PSOE siguiendo su estela y Carlos permanece en la izquierda. Dejó el PSOE, dejó Izquierda Socialista y ahora simpatiza con Podemos. Pero ambos tienen una cosa en común: evitar que las políticas del PP se lleven a efecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad