miércoles, 2 diciembre 2020

La presión de Talavera, el nombramiento de Devia y la retirada de Cospedal

La participación en lo actos de protesta de Talavera está decreciendo.

Ya dije aquí, en este mismo balcón, hace unas lunes –y por lo visto no sentó nada bien a una de las asociaciones que está en la lucha- que desde la marcha de Miguel Méndez de la primera fila de la reivindicación talaverana, la cosa parecía que se desinflaba. Y el pasado sábado ya se comprobó, pues se pasó de las 40.000 personas que acudieron a la primera manifestación a 200 en la última concentración.

Se puede achacar que el acto no estaba programado a la mejor hora o que el calor reinante hizo que la gente no acudiera a la protesta, pero en la Mesa por la Recuperación de Talavera y Comarca se deberían pensar que la presión hay que hacerla tácticamente para que cuente con un respaldo.

La última concentración programada pecó de precipitación, se marcó en una época prevacacional, después de haber firmado tres instituciones el manifiesto y cuando el Gobierno central acaba de aterrizar. Unos parámetros que hicieron posible la poca participación con la que contó la protesta, pese al gran empeño y trabajo que desarrollaron los convocantes.

Además, aun no se había producido la noticia de este miércoles: la autorización de un nuevo trasvase que, por cierto, ha supuesto el primer aguijón del gabinete Sánchez a un Gobierno regional que espera encauzar la situación y más después de reinar que optimismo que había en el ambiente tras las esperanzadoras palabras de la ministra Teresa Ribera en pos de acabar con esta práctica tan habitual en los últimos años.

La encargada de dar la cara tras la decisión gubernamental ha sido, entre otros, Agustina García. La consejera de Fomento y futura candidata socialista a la Alcaldía de la Ciudad de la Cerámica ha estado en su lugar, ha demostrado arrestos en sus declaraciones y en sus palabras se deja entrever que puede haber una solución para el odiado trasvase o, al menos, que el actual Gobierno de la nación no está tan hipotecado con Murcia. Ya veremos en qué queda todo.

La alcaldesa de Toledo y pedrista de pro, Milagros Tolón, felicita a Carlos Ángel Devia tras ser nombrado subdelegado.

Una Agustina García que, piano a piano, trabajando en secreto y agarrada a la eficacia, se está dando a conocer entre el tejido social de Talavera antes de atacar su objetivo: conseguir convertirse en la alcaldesa de la ciudad. Y lo hace mientras sus adversarios políticos vislumbran un panorama desolador. Por ejemplo, a la izquierda del PSOE se aprecia que Podemos e IU no acaban de fraguar un acuerdo que, por ejemplo, no cristalizará en las capitales de provincia de la región.

Y a su derecha, el PP acumula degaste y Ciudadanos aún sigue buscando, como dice Orlena de Miguel, perfiles de la sociedad  civil que compartan el ideario del partido para ser incluidos en la candidatura.

Carlos Ángel Devia

Parece que el nombramiento del nuevo subdelegado del Gobierno en Toledo, el talaverano Carlos Ángel Devia, ha sentado mejor en las filas del PP que en las de su partido: el PSOE. Así, mientras desde las filas populares casi se elogiaba la denominación, el sector pedrista de los socialistas talaveranos ponía el grito en el cielo porque consideraba que el cargo debería de haber sido para uno de ellos y más desde que se otorgó la Delegación del Gobierno a un hombre fiel a Pedro Sánchez.

Es más, en el acto de toma de posesión de Manuel González Ramos como delegado del Gobierno en la región se daba por seguro que el subdelegado sería Jerónimo Martín de Bernardo, líder de la corriente pedrista talaverana y uno de los dos nombres –el otro fue el del concejal Luis Flores– que este sector barajó para ocupar el cargo.

Pero todo cambió. El pedrismo talaverano se quedó sin un premio que recogió Devia. Da la impresión que Carlos Ángel Devia ha llegado empujado por el exalcalde y presidente del PSOE, José Francisco Rivas, un hombre que –pese a que disfruta de su vida de jubilado- parece que sigue teniendo fuerza. Es más, hasta su nombre sonó como posible delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha.

María Dolores de Cospedal, junto al que ella desea que sea su sucesor: Vicente Tirado.

La marcha de Cospedal

El PP regional, en general, y el provincial, en particular, andan desencantados. Esperaban que su lideresa, María Dolores de Cospedal, ganara la primera vuelta de estas especiales primarias que están desarrollando los populares y ni siquiera estará en el combate final. Y, lo que es peor para la militancia de aquí, ha vencido la íntima enemiga de Cospedal: Soraya Sáenz de Santamaría.

Así, Cospedal ha decidido ser protagonista de un pacto de perdedores, una maniobra que siempre ella ha criticado, y se ha unido al segundo clasificado en el proceso, Pablo Casado, en pos de derrotar a la exvicepresidenta del Gobierno, algo que mucho dan por seguro, pero que a mí no me parece tan fácil. El día 21 de julio se verá.

Todo hace indicar que será la última maniobra política de la que ejerció como secretaria general del PP nacional , presidenta regional y ministra de Defensa y aún ocupa la presidencia del Partido Popular de Castilla-La Mancha. Medios nacionales y cercanos a Cospedal anuncian su retirada tras el Congreso Extraordinario de la cuarta semana de julio. A ella, a sus 52 años de edad, no le faltará un buen empleo y, además, podrá disfrutar de su vida familiar con su marido –el exgobernador civil de Toledo, Ignacio López del Hierro, de 70 años- y su adolescente hijo.

Eso sí, Cospedal luchará hasta el final para que Casado se convierta en presidente del PP nacional. Esto supondría que el partido aquí en Castilla-La Mancha seguiría como está, Vicente Tirado se convertiría en presidente hasta que se celebrara un Congreso Extraordinario y, además, sería el candidato popular en los próximos comicios regionales.

Pero si Sáenz de Santamaría venciera, es fácil que el PP regional sufriera una gran transformación y saltara por los aires todo lo que se ha confeccionado hasta ahora a la sombra de Cospedal.

5 Comentarios

  1. Se mide la reivindicacion ciudadana por el número de asistentes en las concentraciones o por el trabajo que hay detras? Por ejemplo, la asistencia de personas a las convocatorias sindicales del 1 de mayo tambien es sintoma de debilidad o es que no se mira el trabajo que hay detras del dia a dia?

  2. nada que ver con la marcha de Méndez Cabeza , nada que ver equivocado andas. La cosa es que es muy clarito el color convocante y eso ha echado “””””pá tras “”a más de uno y a más de 30 mil… es así y así lo contamos.

  3. Sin ánimo de entrar en ningún debate, sólo quiero con este comentario poner en valor el trabajo de todos y cada uno de los talaveranos que han luchado y siguen luchando para que nuestra ciudad tenga lo que se merece. Todas las asociaciones que están peleando y todos sus componentes tienen mi más absoluto reconocimiento por el trabajo realizado, tarea que espero sigan acometiendo por el bien de nuestra tierra.
    A veces los frutos no se ven de una manera inmediata pero al final la lucha ciudadana siempre da resultados positivos. Hace diez años, por ejemplo,nadie hablaba del Tajo en los foros nacionales, hoy es indudable que nuestro río es ya un tema que está en la agenda de todos los partidos.y se verán tarde o temprano obligados a darle una solución, y eso solamente es fruto de la movilización ciudadana, por más que algunos quieran en este tema ponerse medallas que no les corresponden.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad