martes, 24 mayo 2022
- Publicidad -

Los disgustos de Ramos, el rechazo a Isidro Flores y la acumulación de cargos en Podemos

- Publicidad-
MERCADO ABASTOS CON OPOSICION 12-7-16
Gobierno y oposición comprueba los destrozos en el Mercado de Abastos.

Talavera huele a feria y lluvia, dos olores que casi siempre van unidos cuando comienza la segunda quincena de mayo cada año. Y se presenta una Feria de San Isidro que no parece muy halagüeña para una ciudad y una comarca que no dispone de pecunio para gastar, pues el paro aprieta por estas tierras.

Una feria, por cierto, que está anclada en un modelo caduco que debía de haber pasado a la historia hace tiempo. Esta idea se generó a mediados de los noventa y más de veinte años después sigue vigente. Su creador fue Antonio López cuando gobernaban la Ciudad de la Cerámica el equipo del PP y Actal. Por aquel entonces supuso una novedad, pero con el transcurso del tiempo se ha comprobado que ya despierta poca ilusiones y hay que dar un giro al asunto.

Una feria también que le puede servir para desconectar al alcalde Jaime Ramos, que se ve invadido por los disgustos últimamente. Aún no han acabado los ecos de la fallida construcción de una gasolinera junto al colegio Pablo Iglesias cuando le asaltan problemas como la excavación del suelo en el que se asentará la ampliación de los juzgados, la rebelión de las plazas de toros portátiles y el no saber qué hacer con el edificio del antiguo Mercado de Abastos.

El Mercado de Abastos

Por cierto, que el asunto de la utilización del edificio del Mercado de Abastos da para el guión de una película. No sé cómo no se le ha ocurrido al cineasta local César Pacheco. Dicen que fue una mujer la que influyó sobremanera para que el fallecido alcalde Gonzalo Lago cerrara las instalaciones del Centro de la Artesanía que existían en este emblemático inmueble. Al parecer, ella estaba molesta con la función que allí se desempeñaba y convenció a Lago para que clausurara sus funciones.

Así, se tomó la determinación de echar el cerrojo sin decidir qué hacer con un edificio al que aún no se ha encontrado uso. Al Centro de Artesanía se le fue matando poco a poco. Primero, se le privó de la Oficina de Turismo y, después, se le pegó el hachazo.

Ni Lago, primero, ni Ramos, ahora, han sido capaces de encontrar la solución. Se ha intentado con fórmulas peregrinas mientras el edificio se deteriora. Los mal pensados dicen que el destino es que la explotación del inmueble corra a cargo de alguien afín al equipo de gobierno, pero ni por esas.

Ramos quiso reeditar aquí una especie de Corralito de San Miguel, pero no ha tenido éxito. Xtalavera pide que se convierta en algo así como un mercado de hortalizas y el exconcejal socialista Tirso Lumbreras, que fue el que creó el Centro de la Artesanía, ha expuesto en las redes sociales que puede servir para archivo y un centro de actividades para eso que llaman Tierras de Talavera. No está mal la idea.

IsidroFlores
Isidro Flores.

El no a Isidro Flores

Otro que anda preocupado estos días de feria es Isidro Flores. Él que fue concejal de los ayuntamientos de Parrillas y Talavera, diputado provincial, diputado nacional, secretario general del PSOE talaverano y alcalde de la Ciudad de la Cerámica, ha solicitado su reingreso en la Agrupación Socialista de Talavera. Y es que él dejó su militancia cuando fundó Cota, tras comprobar como Camacho le quitaba el poder con el que contaba.

Flores se afilió al PSOE en 1976 y cuando era secretario general devolvió el carnet de militantes a algunos a los que Tello expulsó del partido. Pero, ahora, él dice que le dan largas y no le quieren afiliar. Y eso que su hijo Luis Flores, que pertenece al grupo municipal socialista, está como dirigente del partido en la ciudad. David Gómez, el secretario de Organización, tiene la última palabra.

Las luchas internas de Podemos

Se ve que Podemos es un nuevo partido con viejos defectos. Las batallas internas en la formación morada no se acabarán, al menos, hasta que no se elija la nueva dirección regional. Los adversarios de José García Molina no cesan de acosarle. Le acusan de no rendir cuentas y se han producido cuatro dimisiones en el Consejo Regional. También arrecian las críticas contra al mano derecha de Molina, María Díaz, porque algunos de sus compañeros considera que ha acumulado muchos cargos en el partido. Y es que Díaz, además de otras gestiones, es coordinadora del grupo parlamentario de Podemos, lleva la agenda del secretario regional y es la secretaria de Organización en la dirección de la formación.

MARiA-DiAZ-podemos
María Díaz y José García Molina.
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad