martes, 18 enero 2022
- Publicidad -

CCOO recupera un cuarto de millón de euros impagados por una contrata de la Junta

Las 41 personas afiliadas a CCOO que se ocupan de la limpieza de las sedes de la consejería de Bienestar Social y de su Delegación de Toledo, cobrarán por fin las nóminas correspondientes a los siete primeros meses de 2021 que les dejo sin pagar la empresa Netalia Servicios Integrales SL, adjudicataria del servicio hasta el pasado 31 de julio, cuando cesó su contrato con la Junta y se marchó sin abonar tampoco los correspondientes finiquitos.

El juzgado de lo Social nº 2 de Toledo, en una sentencia ya firme, ha condenado a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a asumir solidariamente las deudas salariales acumuladas por la contrata, que ascienden a cerca 235.000 euros, a los que hay que añadir el 10% de demora.

Las cuantías a percibir por cada trabajador/a oscilan entre los 12.000 euros y los apenas 400, en función de la categoría y, sobre todo, de la jornada laboral de cada una de las personas afectadas, de las que 38 son mujeres y tres varones.

El propietario de Netalia, Enrique Blanco, ni siquiera se presentó al juicio, ni envió a nadie en su lugar. Sí comparecieron los representantes de la Junta y del Grupo AMIAB, la empresa que el pasado 1 de agosto sucedió a Netalia en la prestación del servicio y se subrogó todos los contratos.

- Publicidad -

Ambas empresas y la Administración autonómica fueron demandadas por CCOO en nombre de las/os trabajadoras/es y las tres han sido condenadas de forma solidaria por la magistrada de refuerzo del juzgado toledano de lo Social; cuyo fallo no ha sido recurrido y ya es firme. El sindicato solicitará de inmediato su ejecución y las trabajadoras y los trabajadores podrán cobrar lo que es suyo.

Una de las concentraciones de los trabajadores de la limpieza en la Residencia San José.

La Diputación de Toledo

También hay que reseñar otras 22 personas, 19 mujeres y tres hombres, que también trabajaron para Netalia Servicios Integrales SL; en su caso en la residencia San José de la Diputación de Toledo. Ellas acumularon meses y meses sin cobrar y se quedaron sin finiquito cuando la Corporación provincial cambió de contrata.

En este caso, fue la propia Diputación la que, tal y como en su día solicitó CCOO, depositó en el juzgado de forma cautelar las cuantías suficientes para atender a posibles impagos de Netalia, detrayéndolas de la fianza y de las liquidaciones pendientes de cobro por esta empresa incumplidora.

Así, el dinero estaba a disposición de las trabajadoras cuando Netalia se marchó dejando el previsible reguero de deudas. CCOO agradece muy vivamente la sensibilidad social mostrada con esta actuación por parte de la Diputación de Toledo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad