martes, 24 mayo 2022
- Publicidad -

Los ocho presidentes autonómicos celebran el consenso logrado sin frentismo

- Publicidad-

Los ocho presidentes autonómicos reunidos en la cumbre sobre financiación de Santiago han celebrado las posiciones plasmadas en una declaración institucional con 35 puntos de consenso y han situado la reunión celebrada este martes en la normalidad, alejándola de toda confrontación partidista.

La cita ha juntado este 23 de noviembre en el parador de los Reyes Católicos a los presidentes del PP Alberto Núñez Feijóo (Galicia) y Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León); al del Partido Regionalista de Cantabria Miguel Ángel Revilla; y a los socialistas Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Guillermo Fernández Vara (Extremadura), Concha Andreu (La Rioja), Javier Lambán (Aragón) y Adrián Barbón (Asturias).

Todos ellos, ante una eventual reforma del sistema, han concordado, tras un trabajo previo de sus respectivos gabinetes de hacienda, que las necesidades de financiación de las comunidades autónomas deberán ser fijadas atendiendo a los factores determinantes de sus necesidades reales.

Es decir, además de los costes fijos, pues la superficie, la dispersión, la baja densidad, la orografía, la baja natalidad, y el envejecimiento y sobreenvejecimiento de la población, por ser -reza el texto- “condiciones innegables de un mayor coste en la prestación de servicios” cuyo efecto debe cuantificarse de forma completa y ponderarse en mayor medida que en el actual sistema.

También se han puesto de acuerdo en que, de forma específica, se evalúen los gastos vinculados a la educación, sanidad y servicios sociales, dado su elevado peso relativo en todas las autonomías.

Especialmente en sus áreas reclaman que se tengan en cuenta factores de coste consustanciales a la población, destinataria en última instancia de los servicios públicos.

“No sería posible la consecución de un sistema de financiación justo e igualitario sin tener en cuenta los efectos reales sobre el coste de los servicios de la extensión del territorio, de la baja densidad y de la dispersión que obliga a los poderes públicos a multiplicar las unidades de prestación de servicios de cercanía (escuelas, centros de salud, centros de día…) o del envejecimiento que suele ir asociado a una mayor dependencia, prevalencia de patologías, y con el consiguiente gasto farmacéutico”, recoge el documento.

Un momento de la cumbre.

Un gasto, este último, que conlleva necesariamente “diferentes intensidades” en la utilización de los servicios públicos.

Del mismo modo, proponen la elaboración de un estudio independiente que evalúe el efecto de criterios como el nivel de renta, la tasa de paro o la pobreza en el coste de la prestación de servicios.

Además, en particular ponen el foco en la sanidad pública y en su dinámica de crecimiento de gasto, todavía más intensificada con la pandemia vigente, al considerar que debe ser objeto de un análisis especial en la próxima negociación.

El peso de la sanidad en el sistema, creen, debe adecuarse al gasto real de las comunidades autónomas, incluidos los gastos estructurales que ha dejado la crisis sanitaria.

En concreto, han coincidido en que se valore de forma adecuada el impacto de cada grupo de edad que forma parte de la población protegida equivalente, recogiendo la creación de nuevos tramos a partir de los 65 años (mayores de 85) y aumentando su ponderación.

Aparte, sugieren revisiones periódicas para ajustar estos indicadores y, sobre todo, ponderación, de forma que se garantice la suficiencia dinámica del gasto sanitario en el modelo de financiación.

Un momento de la intervención de Emiliano García-Page.

Cuestiones fundamentales

Estas son las cuestiones fundamentales en las que todos han incidido en las comparecencias posteriores a una junta que se inició a las diez y que culminó a la una y, en las intervenciones, los ocho han puesto en valor la anuencia:

– ALFONSO FERNÁNDEZ MAÑUECO (PRESIDENTE DE CASTILLA Y LEÓN): “Demos pasos decididos”, “nos jugamos mucho”.

– GUILLERMO FERNÁNDEZ VARA (PRESIDENTE DE EXTREMADURA): Ha celebrado el hecho de “compartir cosas que se pueden compartir y respetar las que no”.

– EMILIANO GARCÍA-PAGE (PRESIDENTE DE CASTILLA-LA MANCHA): “Estoy contento, sinceramente. Esto no es postureo. Es una declaración sosegada”.

– JAVIER LAMBÁN (PRESIDENTE DE ARAGÓN): “Estamos demostrando que es perfectamente posible en nuestro país hacer política superando y dejando atrás el frentismo”.

– CONCHA ANDREU (PRESIDENTA DE LA RIOJA): Ha saludado como sus homólogos el “consenso” y las “ganas de construir” que, cree, “ayudarán” al Gobierno central.

– ADRIÁN BARBÓN (PRESIDENTE DE ASTURIAS): Ha aplaudido la ausencia de una actitud “frentista” y la presencia, en cambio, de otra “constructiva”; por tanto, un “clima de normalidad”.

– MIGUEL ÁNGEL REVILLA (PRESIDENTE DE CANTABRIA): “Al final ha salido todo muy bien”, “hemos llegado a unos acuerdos importantes”.

– ALBERTO NÚÑEZ FEIJÓO (PRESIDENTE DE LA XUNTA Y ANFITRIÓN): Ha destacado que los ocho dirigentes, que representan a tres partidos distintos, han intentado “colaborar” con el Ejecutivo de Pedro Sánchez en todo momento y que lo siguiente será “aproximar posturas con el resto de colegas autonómicos”.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad