jueves, 28 octubre 2021

Veintiocho trabajadores de Compo Factory Toledo cobran 326.000 euros

La familia propietaria de la empresa toledana Compo Factory ha abonado 326.000 euros a veintiocho trabajadores a los que despidió las pasadas navidades dejándoles sin pagar dos mensualidades y las correspondientes indemnizaciones.

En noviembre del año pasado, Compo Factory dijo estar en la ruina a causa del estado de alarma y del descenso de pedidos de sus clientes, fundamentalmente ICSA y Aernnova. Dejó de pagar las nóminas y presentó un ERE “por causas económicas y de producción” con la pretensión de deshacerse de más de la mitad de su plantilla sin saldar las deudas salariales y endosando al FOGASA las responsabilidades económicas derivadas de los despidos.

La intervención sindical y la acción judicial de CCOO desbarató esta maniobra empresarial, que dejaba a los trabajadores en la calle con una mano delante y otra detrás.

Porque los despidos fueron declarados improcedentes y, sobre todo, porque los servicios jurídicos del sindicato consiguieron probar que Compo Factory Toledo SL integraba, junto con Hierros Sangarcía SL y Cerrajería y Estructuras Metálicas Sangarcía SL, un grupo de empresas “con caja común y unidad de negocio”

Así lo declaró el Juzgado de lo Social, en una contundente sentencia que, tal y como demandó CCOO, establecía como hechos probados que las tres empresas tienen el mismo domicilio social, que sus accionariados están compuestos básicamente por las mismas personas, que el capital social de Compo Factory pertenece en un 55,69% a Cerrajería y Estructuras Metálicas Sangarcía SL y en un 30,09% a Hierros Sangarcía SL´.

En consecuencia, el juzgado de lo Social condenó a las tres empresas a saldar solidariamente las deudas salariales de Compo Factory, más las vacaciones no disfrutadas, los finiquitos legales correspondientes a la improcedencia de los despidos y los intereses de mora.

No se recurrió la sentencia

El grupo Sangarcia ni siquiera recurrió la sentencia. Cerrajería y Estructuras Metálicas Sangarcía SL abrió la caja y resulta que estaba repleta de dinero (más de la mitad, aportado por la propia Compo Factory, como subrayó la sentencia).

“Cuando la familia propietaria de Compo Factory y del grupo Sangarcía vio la posibilidad de que sus bienes fueran embargados, debido a la petición de ejecución de la sentencia por parte de CCOO, ha aparecido ‘mágicamente’ el dinero para abonar las deudas con sus trabajadores”, señala Jesús Roldán, de CCOO-Industria.

“Los 28 trabajadores defendidos por CCOO acaban de cobrar lo que se les adeudaba. Y quedan -sus juicios se retrasaron- otros siete más, despedidos también el pasado 23 de diciembre mediante el mismo ERE fraudulento. Indudablemente, pueden confiar en que también ellos cobrarán su dinero”, destaca Roldán

Por su parte, el presidente del comité de empresa de Compo Factory, Iván Gómez de la Torre, ha expresado “la satisfacción de todos los compañeros. Era indignante que esta empresa del grupo Sangarcía, que durante mucho tiempo ha hecho muchísimo dinero gracias al trabajo de su plantilla, pretendiera echar a 35 compañeros a la calle completamente gratis”

“Tenemos que agradecer la movilización de todas las estructuras de CCOO de Toledo, sindicalistas, federaciones, asesoría jurídica, departamento de prensa… Ha sido fundamental para visibilizar y denunciar este conflicto y ha influido notablemente para hacer justicia ante un abuso y un fraude empresarial escandaloso”, destaca Gómez de la Torre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad