domingo, 17 enero 2021

Breve historia del sindicalismo en Talavera de la Reina

Vicente Esteban, abajo a la derecha.

Una de las noticias de la semana ha sido la retirada de José Luis Arroyo como secretario general de Comisiones Obreras de la provincia de Toledo. Confieso que apenas conozco personalmente a Arroyo, pero sí a su madre desde que fue elegida concejala de Cervera de los Montes. Pero algo debe de tener cuando su presencia hizo posible que muchos afiliados de la comarca de UGT se marcharan para ingresar en CCOO.

Afiliados que también militaban en el PSOE y que dejaron el sindicato amigo para irse al de al lado. Arroyo, que podría ser técnico de administración en la Diputación de Toledo, ahora ejercerá de secretario municipal y desde aquí me apetece decirle que sea feliz en su nueva tarea.

Pero este cambio de rumbo me ha dado para escribir este apunte y remozarme en la historia sindicalista de esta Talavera de nuestros pecados. Le comenté el tema al compañero Enrique Martínez de la Casa, que ahora anda escribiendo libros sobre la historia reciente de la Ciudad de la Cerámica, y sobre nuestras conversaciones telemáticas comprobé que podía salir un buen artículo.

Unas líneas, eso sí, en las que se ve cómo la UGT ha perdido la hegemonía en Talavera porque tanto CCOO como STAS se hicieron acreedores del protagonismo de antaño. Hace tiempo, en otro balcón, ya escribí sobre el ocaso de la UGT en estos pagos. Ahora me dicen que Juan Antonio Sánchez Ostos, presidente de los jubilados ugetistas de Talavera, e Ignacio Martínez, exsecretario provincial de UPA, son los encargados de abrir la puerta del sindicato porque si no siempre estaría cerrada. Esto es lo último a lo que puede llegar UGT Talavera, pero los afiliados sabrán.

Julián González Esteban.

Ante esta desidia, perdonen los lectores, que tanto Martínez de la Casa como yo nos acordemos de otros ilustres que dieron casi su vida por la UGT. Ahí está el nombre de Ignacio Carvajal Fernández, que fue detenido por convocar una manifestación en el céntrico Paseo de los Arqueros y, además, sufrió otra detención –por exhibir una bandera republicana- en el mitin que Felipe González ofreció en la piscina de Estoril. Algo que bien recordará Gerardo Pérez de Vargas, excomisario de Talavera y exconcejal del PP.

Otro que tampoco corrió muy buena suerte fue Luis Vargas del Valle, que fue despedido de la empresa Muebles Tomás Muñoz por convocar una huelga o el desaparecido Julio Llamas Fabián, representante de los trabajadores en la fábrica de cerámica Nueva Menora y concejal del PSOE en el ayuntamiento de Talavera con Pablo Tello como alcalde.

Sindicalistas de aupa

Tampoco hay que olvidar la acción sindical Casto Ruiz Camacho, trabajador de Curtidos Mateo Mora, o aquellos que dejaron su impronta sindicalista en la cercana central nuclear de Almaraz que hasta llegaron a secuestrar, dentro de la misma factoría, a Pablo Castellanos, entonces diputado socialista y posteriormente de Izquierda Unida.

Enrique Agüado, Ignacio Carvajal y Francisco Naranjo del Olmo fueron tres hombres que se significaron en aquella epopeya. De los dos últimos, uno se tuvo que ir a soldar a Sudáfrica y otro al Mar del Norte, como dice Martínez de la Casa.

Manuel López.

A la UGT llegaron otros secretarios generales que hicieron grande y productivo al sindicato como Vicente Esteban, Agustín Esteban y Julián García, pero luego comenzó a dar bocanadas de muerte.

Y ya que me refiero al sindicalismo talaverano no puedo dejar en el olvido –aunque seguro que quedará alguien- a los responsables de Comisiones Obreras como el exconcejal del PCE, Julián González Esteban –en su lucha en Tablesa-, Doroteo García –exconcejal socialista y uno de los que pelearon por el horario de comercio- o el más reciente José Corbera.

Un buen amigo mío, del barrio de Patrocinio y militante del PSOE, Severo Jarillo, se jugó el pellejo defiendo las siglas de USO y, al mismo tiempo, el ya fallecido Manuel López y Chusa Gómez lo hacían en el CESUT.

Es una breve historia del sindicalismo talaverano. Prometo ampliar el asunto y nominar a aquellos de la CNT y a otros, que por la premura del tiempo, no figuran en este artículo.

Severo Jarillo.

1 Comentario

  1. Y de la Santillana, no te acuerdas de la Santillana? Ahora anda obedeciendo órdenes en Madrid. Siempre tan obediente. Pero ya se sabe, obedece y sobreviviras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad