miércoles, 12 mayo 2021

Pedro Braojos: la velocidad hecha técnica

Braojos -en segundo por la izquierda en la fila de abajo- con la UD Santa Bárbara,

Ahoraclm inicia esta víspera del Día de la Constitución una serie en la que se verán reflejados distintos veteranos de la UD Santa Bárbara, un señero club toledano que ha pasado por diversas vicisitudes, pero que –tras desaparecer-parece que levanta el vuelo a través de la denominada Asociación de Veteranos de la Unión Deportiva Santa Bárbara.

El hombre encargado de abrir esta sección es Pedro Braojos de Santiago, que, a sus 63 años de edad, está vinculado a la secretaría técnica de la SD Huesca, club de la Primera división del fútbol español. Un secretaría que dirige y gestiona Rubén García, hijo del mítico portero Martín García Muñoz, el toledano que defendió, entre otras, las elásticas del CF Talavera, Atlético Madrileño y UD Santa María.

Braojos, el primero por la izquierda en la fila de abajo, con el Atlético Madrileño.

Cinco años lleva ligados Braojos al club oscense y aún sigue disfrutando del retorno de la entidad blaugrana al primer nivel del balompié nacional. Una alegría más para este futbolista que comenzó a dar las primeras patadas al balón en el año 1972 en el cuadro juvenil de la UD Santa Bárbara.

Muy pronto le llegaría al éxito, pues con veinte años de edad firma con el Atlético Madrileño, el filial del Atlético de Madrid, en el que estuvo enrolado cuatro temporadas y con el que consiguió el ascenso a la Segunda división.

Braojos y Luis Aragonés cuando entrenaban al Gijón y Oviedo, respectivamente, con ambos presidentes de los clubes.

Amplia trayectoria

Tras dejar su etapa colchonera, Braojos fichó por distintos equipos como el Lorca y el Huesca –que militaban en Segunda división B-, el Oviedo –en Segunda A-, Granada y Villarrobledo, club en el que colgó las botas a los 33 años de edad.

Tras dejar el fútbol en activo, Pedro Braojos consigue obtener el título de entrenador nacional y su primera experiencia toma cuerpo en el año 1995, cuando sustituye al alemán y exjugador del Real Madrid, Uli Stielike, en el banquillo del Almería. Su buena temporada hace que, un año después, le contrate en Leganés, también en Segunda división, y aquí tiene a sus órdenes al camerunés Samuel Etoo, que estaba cedido por el Real Madrid.

Braojos y Quni, en la Ciudad Deportiva de Mareo.

Es en 1998, cuando Braojos ficha por el Sporting de Gijón, entidad en la que pasó dos inolvidables temporadas compartiendo banquillo con el delegado y mítico jugador asturiano Enrique Castro ‘Quini’.

Tras su marcha del Sporting, el toledano recala en el Jaén, Murcia, Linares y Cacereño, último equipo que preparó. Ahora, Pedro Braojos –aquel extremo que maravilló por su velocidad y técnica como futbolista- se dedica a captar jóvenes talentos para que ejerzan como jugadores profesionales en la Sociedad Deportiva Huesca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad