domingo, 16 mayo 2021

‘Riesgo de incendio’ en Compo Factory Toledo, en la cuarta jornada de lucha

Los trabajadores no cobran desde septiembre y no tienen perspectivas de cobro en el futuro

Los trabajadores combaten el frío ambiental y laboral.
Los trabajadores combaten el frío ambiental y laboral.

Los trabajadores y las trabajadoras de la empresa toledana del sector aeronáutico Compo Factory, que llevan sin cobrar desde septiembre y a los que sus jefas les ha anunciado que no esperen cobrar en el futuro, han vuelto a secundar este martes de forma unánime la huelga indefinida que comenzaron el pasado jueves para exigir que se les abonen sus salarios.

Desde ese día, los trabajadores de Compo Factory se concentran a partir de las 06.30 de la madrugada a las puertas de su fábrica. “Estamos aquí para reclamar lo que es nuestro. Bajo la lluvia los primeros días, y bajo la niebla hoy, y bajo lo que haga falta. Aquí vamos a seguir”, indicó esta mañana Iván Gómez de la Torre, el presidente del comité de empresa.

Para hacer frente al frío de las noches y de las madrugadas toledanas, los huelguistas prenden una hoguera en torno a la que alimentan esperanzas, comparten café y rumian sus cuitas y su preocupación. “El panorama es negro. Y el futuro, si seguimos así, con la empresa negándose a hablar con sus trabajadores, que son los que le generan la riqueza, pues peor aún”, resumió Gómez de la Torre.

Cuarta jornada de lucha

Este martes, en su cuarta jornada de lucha, se presentaron los bomberos para apagar el fuego. Según dijeron, por orden de la Policía Nacional, que a su vez indicó que “alguien”, una persona supuestamente anónima, había reclamado la intervención de ambos cuerpos de seguridad alertando del “riesgo de incendio” que entrañaba la modesta hoguera de los huelguistas, y denunciando el “daño al mobiliario urbano” que estaba causando.

Ambas advertencias, según el representante sindical, sonaban “descabelladas, absurdas; y más aún por no tener padre ni madre conocidos”. Pero la orden se ejecutó, pese a las protestas de los responsables sindicales: “aquí, los únicos daños los sufren los trabajadores, que no cobran. Y el único riesgo no es que se incendie nada, sino que se incendien ellos”

Cuarta jornada de lucha.
Cuarta jornada de lucha.

“Nos deben la nómina de octubre, y ya la de noviembre también. Además, nos han asegurado que no nos van a pagar lo que nos deben ni las nóminas futuras que puedan venir. Y han planteado un ERE. Y, según dicen, un concurso de acreedores”, asegura Gómez de la Torre.

“Aunque del concurso, realmente lo único que tenemos es la palabra de la empresa, porque no hay constancia ni documento alguno que asegure que lo hayan pedido”. “Ellas dicen que lo han presentado, aprobado no está”, explica el presidente del comité, que además recuerda que, en todo caso, “no hay ningún acreedor más que los trabajadores. La empresa no le debe dinero a nadie más que a nosotros y, además, de manera voluntaria”.

Los clientes pagan

“Porque los clientes pagan; están al día del pago, hasta ahora no hay constancia de que falte ningún pago; y el trabajo que ha habido ha salido en forma, con lo cual no entendemos dónde está el dinero”.

“Ese dinero llega efectivamente a la empresa, pero hemos tenido varias reuniones a través del Tribunal de Arbitraje (el jurado arbitral), y en ningún momento han dado explicación de donde está el dinero que falta, solo dicen que no lo hay para pagar a los trabajadores”.

Al poco, una de las propietarias llegó a la fábrica a bordo de su coche, con el que accedió a la planta de Compo Factory a través de la puerta de la empresa de al lado, Hierros San García, del mismo grupo empresarial.

“Muchas empresas crean otras empresas-pantalla para desviar capital y luego dar pérdidas económicas; y que pague el fondo de garantía salarial. Pues aquí es un poco la gestión que están haciendo; en esta y en muchas empresas de la provincia”, ha indicado al respecto Jesús Félix Roldan, secretario de Organización de CCOO-Industria de Toledo.

Mientras, los trabajadores de Compo Factory silbaban e increpaban a su jefa: ‘¡Paga!’, ‘¡Páganos!’, ‘¿Dónde está el dinero?’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad