sábado, 5 diciembre 2020

El POM de Talavera se irá modificando puntualmente a demanda

Se rechaza una revisión integral porque se dilataría años

José Antonio Carrillo.

Una vez analizado el informe encargado a la entidad PAU Urbanismo SLP, que está capitaneada por el arquitecto urbanista Gerardo Roger Fernández, el Ayuntamiento de Talavera descarta realizar un nuevo Plan de Ordenación Municipal (POM).

El concejal de Planificación Urbana y Accesibilidad, José Antonio Carrillo, descarta esa redacción integral ya que su tramitación se dilataría “varios años” y la ciudad necesita ir adaptándose a las demandas urbanísticas que precisa con “la mayor velocidad posible”.

Por ello, se opta por “ir haciendo modificaciones puntuales sobre aquellos aspectos que el informe demanda y otros que puedan ir surgiendo entre las propuestas de la ciudadanía o sectores profesionales”.

José Antonio Carrillo ha manifestado que el Gobierno municipal va a tener en este informe su “guía en la toma de decisiones”, pero que puede ser objeto de múltiples variables.

Carrillo ha recordado que el actual POM se aprobó en 2010, pero que su redacción y tramitación venía de años atrás, cuando se estaba viviendo un ‘boom’ inmobiliario.

Modificaciones puntuales ya realizadas

Como ejemplo de modificaciones puntuales ya realizadas por el actual equipo de Gobierno municipal por ser necesarias, Carrillo se ha referido a la efectuada para alejar la instalación de casas de apuestas de centros educativos; la ampliación de usos en el Polígono Industrial Torrehierro; o los nuevos usos en planta baja en el barrio de Las Moreras.
 
Estos ejemplos evidencian que “la modificación puntual del POM puede ser un instrumento adecuado para responder, una a una, a las demandas que se presenten al Ayuntamiento en materia de Urbanismo”, ha considerado el edil del ramo.

Modificación puntual en el Casco Antiguo

En cuanto a suelo urbano y tras la declaración de Conjunto Histórico en la zona del Casco Antiguo, el ‘informe Roger’ arroja la necesidad de actualizar el Plan Especial de la Villa, ya que también requiere de adaptarse a la realidad actual puesto que “ordena el corazón de la ciudad”.

En este sentido, el concejal ha avanzado que ya se está trabajando en una revisión de este planeamiento, con el que se pretende “dotar de unos contenidos urbanísticos que lo hagan, también, atractivo a la promoción inmobiliaria”.

En resumen, mantener y cuidar todo el patrimonio, pero “propiciar que se hagan actuaciones de mejora y reforma urbana en el Conjunto Histórico”.

Modificación puntual en suelo urbanizable

En el caso del suelo urbanizable, el edil ha puesto cuatro ejemplos de actuaciones ejecutadas en este sentido durante esta legislatura, como la Ilta, Injertillos, La Colegial o el sector de El Tajo.

Este suelo es de ámbitos o sectores aledaños a la zona urbana de la ciudad y es susceptible de ser urbanizada.

El equipo redactor del informe traslada que ese suelo, configurado alrededor del año 2005 o 2006, lleva a “casi triplicar la población de Talavera”, lo cual no se adapta a la realidad y que influye en unos terrenos que, por naturaleza, son rústicos.

La tendencia en urbanismo es regenerar, rehabilitar y mejorar

Por eso, se denota la necesidad de un cambio de modelo, en base a las instancias de las agendas europeas y española en aras a la “ciudad compacta”.

Básicamente, la explicación es que “la tendencia en urbanismo es que antes que urbanizar, hay que regenerar lo que existe, hay que rehabilitar edificios y mejorar los barrios”, y cuando llegue el momento de crecer en sectores, hacerlo “con densidades suficientes para garantizar la sostenibilidad económica y ambiental de esas actuaciones”.

En este sentido, Carrillo ha defendido el modelo de ciudad de Talavera, con un carácter compacto, que mezcla usos de la vivienda en altura y le da protagonismo al intercambio social; por encima de un modelo de ciudad dispersa o de baja densidad, con viviendas unifamiliares y de grandes avenidas.

Todo, “en pos de una mayor sostenibilidad y de mayor eficiencia de los recursos”.

Modificaciones en suelo rústico

Sobre el suelo rústico, el concejal ha destacado el papel protagonista que tiene en el término de Talavera, más allá del punto de vista paisajístico, sino como motor productivo.

La norma urbanística de la ciudad es más restrictiva que en otros términos respecto a la normativa autonómica, por eso “el equipo de Gobierno de Tita García Élez ha tomado las riendas para iniciar los trámites y adecuarse a los cambios normativos.

El objetivo es flexibilizar y facilitar la implantación de actividades productivas en suelo rústico y que sean generadoras de empleo en la ciudad”.

Carrillo ha apuntado que esto se está evidenciando en otros muchos municipios y que en Talavera no era posible debido a que “en años anteriores no se habían hecho estos deberes”.

En este sentido ha recordado que hace un par de semanas la Junta de Gobierno Local incoó una revisión de la normativa para allanar el terreno a la implantación en suelo rústico de actividades productivas relacionadas con el sector primario o con las energías renovables.

En este último aspecto, cabe recordar la reciente la luz verde para construir las dos primeras plantas fotovoltaicas en el término municipal de Talavera.

La finalidad, ha dicho, es “favorecer las implantaciones, generar actividad y ampliar los usos” en la ciudad.

Prohibición de granjas intensivas de porcino

En este apartado ha querido precisar que esta modificación puntual del POM recoge también la prohibición para la instalación de granjas de ganado intensivo de porcino en todo el término municipal de Talavera, tras la demanda de los vecinos y vecinas de la EATIM de Gamonal.

“No ha sido una decisión política, sino en base a los estudios” redactados por la Universidad de Castilla-La Mancha, ha puntualizado.

POM participativo

Es fundamental el carácter “abierto” y participativo de este documento, tal y como ha expresado el concejal del ramo, quien ha señalado que se va a publicar en el Portal de Transparencia del Ayuntamiento.

Asimismo, ya ha sido trasladado en detalle a los diferentes grupos municipales, así como a agentes sociales, Fedeto, asociaciones de comerciantes, Federación de Vecinos ‘Vegas del Tajo’ y colegios profesionales de arquitectos, ingenieros de caminos y aparejadores.

Respecto a este amplio trabajo de participación y traslado a la ciudadanía, Carrillo ha destacado que es lo más adecuado, la “política de cercanía y de contacto directo con la sociedad”.

En cada modificación puntual, el procedimiento será aprobación inicial, información pública, periodo de alegaciones y aprobación definitiva en pleno.

Para finalizar, el concejal ha querido agradecer a todos los trabajadores del servicio de Urbanismo, porque “han echado el resto para dar la mayor agilidad” a las cuestiones relacionadas con esta área durante toda la crisis sanitaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad