miércoles, 21 octubre 2020
- Publicidad-

Los juzgados de Illescas intervienen en la Primera Comunión de una niña del pueblo

Autorizando al padre a llevar a cabo la ceremonia, en contra de los criterios de la madre y tras un largo proceso

El Juzgado de Instrucción número 6 de Illescas ha autorizado a un padre a que su hija celebre su Primera Comunión, en contra del criterio de la madre y tras un arduo proceso.

La menor (A.G.) siempre había mostrado su deseo de celebrar la Primera Comunión, pero las desavenencias entre sus progenitores desembocó en un litigio que, tras obtener el padre la autorización judicial para la ceremonia, finalizó el pasado sábado con la toma de la Primera Comunión de la niña en la Parroquia de Santa María de Illescas.

El juzgado illescano ha tenido en cuenta los argumentos presentados por el padre, que decidió llevar el caso ante los tribunales, ante la fuerte oposición de la madre (G.V.).

El proceso se inició en 2017 cuando Diego Gallardo, el padre de la niña, intentó alcanzar un acuerdo con la madre para que la niña empezase la catequesis.

El  proceso ya fue arduo entonces, pues la negativa inicial y las propuestas de la madre hacían inviable la asistencia de la niña a las clases de catequesis, debido a la incompatibilidad de las exigencias escolares de la niña con la jornada laboral del padre, que ostenta la custodia compartida desde hace 7 años.

Catequesis

Finalmente y ante los múltiples obstáculos interpuestos por la madre, la parroquia de Santa María aceptó dar la catequesis, a la cual la llevó sólo el padre durante dos años, “siempre que fuera autorizado por la justicia”.

La madre se opuso y no accedió a autorizar la comunión, por lo que se inició el proceso judicial el pasado 12 de febrero, paralizándose por el estado de alarma hasta el 7 julio de 2020. Tras la demanda, la madre accede pero negándose a contribuir absolutamente en nada económicamente a la celebración de la misma.

El Juzgado de instrucción número 6 de Illescas adoptó la decisión de celebrar la comunión de la menor y se opuso a la petición de la madre de retornar a la niña pocas horas después de la celebración de la misma, “otro de los obstáculos interpuestos por la madre para evitar hasta la celebración de la comunión”, tal y como asegura el padre, que se alegra de la decisión judicial.

Celebración de la Comunión

La jueza de la sala dictó que el fin de semana le correspondería completo al padre.

A un mes de la celebración de la ceremonia y a pesar de la decisión judicial, los abogados de ambas partes fueron los que tuvieron que mediar para evitar los inconvenientes de la madre para que la niña acudiese a los eventos relacionados  e imprescindibles con la celebración de la Primera Comunión que, finalmente, se celebró sin la asistencia ni participación en nada de la madre G.V., ni nadie de la familia materna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad