viernes, 27 noviembre 2020

Investigado por injuriar en Instagram a la Guardia Civil tras una detención

Un joven de 22 años de Nambroca está siendo investigado por un delito de odio, tras publicar varios mensajes injuriosos y falaces contra la Guardia Civil en su perfil de la red social Instagram y ser identificado.

Todo surgió a raíz de una actuación de la Benemérita en el marco del Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo, por el que se declaró el Estado de Alarma.

Fue el 24 de abril cuando cuatro agentes fueron necesarios para proceder a la detención de un hombre de 32 años en la localidad de Nambroca, por saltarse nuevamente el confinamiento.

Tras una detención complicada se le acusó de un delito de resistencia y desobediencia y otro de atentado a los Agentes de la Autoridad. 

Y es que según la secuencia de un vídeo grabado desde una de las viviendas aledañas, este individuo, un viejo conocido de las fuerzas y cuerpos de seguridad por acumular una treintena de delitos contra el patrimonio y violencia de género, puso resistencia a su detención y cuando ya estaba en el coche patrulla esposado, su pareja, con un bebé en la mano, abrió la puerta e intentó escapar siendo reducido rápidamente.

Momento en el que detenido sale esposado del coche patrulla tras abrirle la puerta su pareja  (Frame del vídeo difundido de la detención)..

La actuación policial fue seguida por muchos vecinos de la zona y durante la misma ya se escucharon insultos y reprobaciones contra los agentes intervinientes.

Difusión en Instagram

El ahora investigado difundió posteriormente a través de redes sociales la actuación policial llevada a cabo, con una evidente motivación discriminatoria mediante injurias y falsedad manifiesta en sus publicaciones, con la consiguiente alarma social, señala un comunicado del instituto armado remitido a los medios.

La Guardia Civil de Toledo, inició entonces la ‘Operación Dory’, en la cual ha tomado declaración como investigado no detenido, a este joven de 22 años.

En el escrito se refiere que el joven publicó sin ningún tipo de restricción en un perfil de Instagram, donde contaba con varios cientos de seguidores en esta red social, material audiovisual donde se pudo determinar que los mensajes incitaban al odio y contra las instituciones del Estado.

Debido a la situación excepcional, y en especial en el momento de los hechos, pudo generar, con esa difusión y publicidad en redes sociales, una situación de peligro y alarma social, debido a la falsedad de sus comentarios sobre la actuación de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, concluye la nota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad