jueves, 13 agosto 2020
- Publicidad -

La cerámica talaverana y mexicana se unen, reivindican y exhiben en Bogotá

 

La alcaldesa de Talavera, Tita García Élez, ha asistido a la inauguración de la exposición temporal ‘Manos de barro, agua, fuego y corazón’, que ha coordinado el INAH de México y la Asociación Tierras de Cerámica en el marco de los actos de celebración de la declaración de los procesos artesanales de Talavera de la Reina y El Puente del Arzobispo (España) y la ‘talavera’ de Puebla y Tlaxcala (México) como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

La muestra ha contado también con la presencia de la senadora nacional Montse Muro; las representantes de Tierras de Cerámica; la subdirectora general de Protección del Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura, Elisa de Cabo; el agregado cultural de la embajada de España en Colombia; Juan Pedro Pérez; y el embajador de Guatemala ante la Unesco, Luis Antonio Lam Padilla; entre otros.

Fotografías y paneles explicativos

La exposición, ubicada en el Centro de Convenciones Ágora de Bogotá, consta de una muestra fotográfica y paneles explicativos sobre los procesos artesanales. Tal y como reza en la presentación de la muestra, “el ser humano ha tenido la necesidad de crear objetos útiles para asegurar y facilitar su subsistencia, y uno de sus grandes logros ha sido la producción de piezas de cerámica como recipientes de almacenamiento y para ornamentar sus espacios”.

También alude a que la elaboración de la cerámica de Talavera tiene una gran importancia, porque enlaza la historia de dos continentes y dos países, México y España, con una tradición artesanal acumulada desde Oriente, que llegó a la España musulmana en el siglo XII y que se extendió a la Nueva España en la segunda mitad del siglo XVI.

El conocimiento y las habilidades relacionadas con esta práctica cultural incluyen la preparación de la arcilla, la elaboración de la pieza utilizando la rueda de alfarero o un molde, la decoración a pincel, la preparación de esmaltes y pigmentos, el manejo del horno, el manejo de utensilios y de un lenguaje específico, lo que en conjunto requiere una gran experiencia.

Mismo patrón desde el siglo XVI

En la muestra también se reseña que, a pesar de los tiempos y del desarrollo diferenciado que la producción de esta cerámica ha tenido en España y México, incluso con el empleo actual de la electricidad en torno y otras fuentes de energía en hornos, en ambos países el proceso artesanal, en el que se incluyen las técnicas de elaboración, esmaltado y decorado, sigue teniendo el mismo patrón que en el siglo XVI.

La delegación talaverana ha tenido la oportunidad de obsequiar durante esta jornada y días previos de pines cerámicos, para simbolizar la seña de identidad de la ciudad, recibiendo también algunos presentes como un libro de los representantes de Tlaxcala.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -