jueves, 5 agosto 2021

¿Turismo de naturaleza en Talavera?

El autor de este artículo, en un observatorio de aves

Cuando hablamos de fomentar el turismo en nuestra ciudad, todo el mundo piensa en el turismo patrimonial de iglesias, monumentos y antiguas construcciones. Pero poca gente hace hincapié en el turismo de naturaleza, que si bien, como cualquier otro tipo de turismo, no sería el revulsivo para Talavera, pero podría ayudar a mejorar nuestra ciudad.

No es comparable al turismo de sol y playa de la costa, ni al patrimonial que puede ofrecer Toledo, pero es el turismo que más crece en todo el mundo, haciéndolo un 20% en los últimos años, y significando ya entre un 10 y un 15% del tráfico mundial. Sólo en Europa se estima que existen 10 millones de viajeros ornitológicos. Es decir, gente que se paga un avión, un hotel y unos guías para llegar hasta nuestro país y ver… pájaros.

Garza común.

Muchos pensarán ahora, ¿qué puede ofrecer Talavera en ese sentido?, pues bien, ahora mismo y sin hacer nada, ya tenemos mucho, imagínense, invirtiendo un poco para fomentarlo.

Nuestro malogrado Tajo es un claro ejemplo, que a pesar de su estado, conserva una rica variedad de flora y fauna asociada al agua, donde centenares de garzas y garcetas de todo tipo (común, real, imperial, bueyera, grande, martinete…), patos (ánades, cuchara,…) fochas, gallinetas de agua, cormoranes,… y un largo etcétera. Sin contar los pequeños pajarillos que aprovechan los frondosos bosques de ribera de nuestras islas, ruiseñores, cetias, carboneros, herrerillos, petirrojos, pitos, verderones, agateadores y un larguísimo sin fin; conviven cerca de nosotros, pasando la mayoría de las veces, desapercibidos.

Ya tenemos dos islas recientemente adquiridas para uso y disfrute de los talaveranos y nuestros deseados visitantes. Pues bien, adecuémoslo con la instalación estratégica de observatorios ornitológicos, paseos por la ribera, creación de plataformas de nidificación de cigüeñas, etc. Eso sí, siempre respetando el entorno y el bienestar animal.

Martín Pescador.

Dentro de la ciudad, también se pueden invertir en nidos artificiales para que grandes colonias de Cernícalo Primilla vuelvan a la ciudad y atraigan a los mencionados pajareros.

Ejemplos no nos faltan en la vecina Extremadura donde se han tomado muy en serio este tipo de turismo y hoy en día recogen sus frutos. Como la ciudad de Cáceres, declarada ZEPA urbana (Zona de Especial Protección de Aves).

Estamos a las puertas y somos zona de paso de enclaves naturales tan visitados como La Vera, Gredos, Cabañeros, Monfragüe, etc. Aprovechemos el paso de ese turismo de naturaleza que pasa de largo, seamos un punto estratégico a medio camino, hagamos que entren en la ciudad.

Javi Loaísa Barbero

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad