3.5 C
Toledo
3.5 C
Talavera de la Reina
jueves, 28 mayo 2020
- Publicidad-
- Publicidad-

Un Deporte Aberrante en Talavera

He usado el acrónimo del encomiable club de atletismo de Talavera para escribir esta columna bajo la rabia e indignación que me invade.

El desprecio que durante los últimos ocho años ha sufrido el deporte de la ciudad pasará a los anales de la historia como un despropósito en sí mismo donde el rédito político ha sido el principal leitmotiv.

Ejemplos hay por doquier y a cuál más sangrante: el extenso book con los campeones a posteriori, sin más; la nómina de responsables inocuos que en él se han inmortalizado; la amigable plaza del primo –que me dicen que ahora va a renunciar (¡manda güevos!)-; Talavera Ciudad Europea del Deporte, el deplorable estado de las instalaciones y sus paupérrimas y cuestionables y controvertidas inversiones; o los proyectos que pasan de un programa electoral a otro cuatro años después sin rubor ni atisbo de vergüenza…

Pero quedaba la puntilla para poner broche a la aberración de lo que cualquier mortal entiende como una Concejalía de Deportes que, digo yo, su razón de ser es facilitar, promover, proponer, beneficiar y defender a sus deportistas, siempre y cuando, claro está, que el Gobierno Municipal de marras -en este caso dirigido por todo un exconcejal de Deportes- no predique a la vez que peca sin miramientos, que ya habrá tiempo para arrepentirse. Muy católico todo.

Me parece perfecta toda iniciativa que publicite el nombre de la ciudad y genere riqueza, independientemente de quién o cuántos se repartan el pastel. Ya no me parece tan bien las formas de actuar y de conseguirlo y más si se perjudica sobremanera a una entidad que aúna y pone en liza los mejores y más ponderables valores que toda sociedad avanzada que se precie abandera y desarrolla.

Presentar en la sala de prensa (foto) un festival antes de disponer del informe del Servicio de Deportes -que a priori iba a ser negativo pero que no sabemos a día de hoy oficialmente si así fue por aquello de la transparencia municipal, muy y mucho teórica y nada práctica- ya de por sí tiene pelenguendengue, que decía mi padre.

No recabar antes la opinión de los usuarios de la pista de atletismo, variar el planning de reforma de la misma (tras siete años y medio de espera desesperada), no mantenerles informados en tiempo y forma  de cuándo se quedarán sin poder utilizarla, y pasarse por el forro las consecuencias y perjuicio deportivo sin importar el trabajo de unos esforzados jóvenes a lo largo de todo un año, también tiene sus bemoles, sostenidos y no enmendallos; para qué.

Esperemos que a todos les vaya bonito y, sobre todo, que a partir del lunes esto no pueda volver a repetirse.

Y una cosa más, nosotros no les contaremos los pormenores del susodicho festival porque los filtros en el periodismo eran de otra época que recuerdo con tristeza, muy oscura, muy lúgubre y muy lamentable, aunque ahora parece que algunos intentan, y digo intentan porque no lo van a conseguir, ponerlos de moda. Eso sí, en una cosa estamos de acuerdo: ¡Viva el vino!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Actualidad