3.5 C
Toledo
3.5 C
Talavera de la Reina
lunes, 6 abril 2020
- Publicidad-
- Publicidad-

Apoteósico Diego Ventura en la de Rejones de la Feria de Talavera

corrida de rejones en la Feria de San Isidro de Talavera de la Reina
Paseillo de los tres toreros a caballo que revolucionaron los tendidos de la plaza de toros de La Caprichosa de Talavera.

Volvieron los toros en la tarde de ayer a la plaza de toros de La Caprichosa en la localidad toledana de Talavera de la Reina, y esta vez volvieron a lomos de los caballos.

Un cartel inmejorable del panorama actual del rejoneo formado por Sergio Galán, Diego Ventura y Leonardo Hernández ante reses de los Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez. Un cartel que sin lugar a dudas, despertó una gran atención en la localidad y en sus alrededores, llegando incluso a rozarse el lleno los tendidos. Sin lugar a dudas una gran noticia para la tauromaquia y para el mundo del rejoneo, al que no solemos estar tan acostumbrados de presenciar con tanta frecuencia.

Hacía años que los tendidos de La Caprichosa no presentaban un casi lleno en un festejo taurino.

Sergio Galán

Abrió la tarde Sergio Galán ante el primero de Sánchez y Sánchez al que paró en los medios con mucha habilidad a lomos de su caballo. Galán estuvo acertado con el primero de su lote clavando los rejones de castigo en todo lo alto con una buena colocación.

El tercio de banderillas a lomo de sus caballos fue más que interesante. Con gran suavidad y gran ajustamiento en las pasadas ante el animal. Perdió las opciones de triunfo con el rejón de muerte, con el que estuvo totalmente desafortunado.

Sergio Galán.

En el segundo de su lote, que hizo de cuarto de la tarde, Sergio Galán fue a por todas. Más si cabe, sabiendo que sus compañeros de cartel iban a salir por la puerta grande.

Galán encandiló a La Caprichosa cuajando una nueva faena interesante a lomos de Ojeda, quién ofreció una bonita tarde. Puso el colofón final con un par a dos manos, festejado por el público. A ello se sumó el estar afortunado con él rejón de muerte en esta ocasión y cortar dos orejas a su animal, para salir por la puerta grande.

Diego Ventura

Diego Ventura, volvió a dejar claro en la tarde de ayer -por si quedaban algunas dudas- que es el rey del rejoneo. Se podría decir que es el Roca Rey de los caballos.
Donde va, mueve masas de público y triunfa siempre en cualquier plaza.

Diego Ventura, el gran triunfador del festejo de rejones en Talavera.

Con el primero de su lote, Ventura lidió un gran animal de Sánchez y Sánchez que fue premiado con la vuelta al ruedo. Y cuando hay esta combinación… lo único que puede pasar es un lío de los buenos, a los que nos tiene acostumbrados el sevillano.

Diego Ventura encendió al público desde el minuto uno y estuvo acertado en todo momento colocando los palos en todo lo alto. Dejó pasadas a lomo de sus caballos muy ajustadas y de bella factura. Mató con el rejón de muerte en todo lo alto y la presidencia no se pensó en ningún momento de sacar los dos pañuelos blancos a la vez.

Pero si la gente pensaba que lo mejor había llegado, aún quedaba más pólvora Ventura con el quinto de la tarde. Otro lío gordo donde en esta ocasión iba a cortar dos orejas nuevamente, pero también el rabo del animal.

Ventura volvió a entregarse al máximo con el público en todos los tercios y puso a la plaza en pie. El momento álgido de la tarde llegó a lomos de Dollar, al que quitó el cabezal y puso un soberbio par de banderillas a dos manos. La plaza de La Caprichosa se caía. Volvió a matar con el rejón de muerte en todo lo alto y el toro rodó inmediatamente. Dos orejas y rabo.

Leonardo Hernández

Leonardo Hernández, no se quiso quedar atrás y dejó una interesante actuación con un total de tres orejas en su lote.

Con el tercero de la tarde fue una faena de entrega y de total colaboración por parte del rejoneador extremeño, ante un animal poco colaborador en su lidia. Leonardo le hizo las cosas con mimo y paciencia a lomo de los caballos de su cuadrilla y acabó desorejándole, tras estar acertado con el rejón de muerte.

Leonardo Hernández.

Con el sexto de la tarde, que cerraba plaza, volvió a tocar pelo, en esta ocasión una oreja. En una faena de altibajos a lomo de sus monturas, que no llegó a conectar del todo con el público.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Actualidad