sábado, 24 octubre 2020
- Publicidad-

El monumento a Joselito en Talavera de la Reina

Cada año, al llegar el 16 de mayo, Talavera experimenta una antigua y repetida conmoción. Los toros de sus escudos se agitan y en el aire hay coplas y lamentos, que vienen del año 1920. Los Jardines del Prado se visten de flores y se llenan de perfumes. Hay ambiente de Ferias. Pero en su lugar de siempre, inmóvil ya en su eternidad de bronce y granito, aguarda Joselito “el Gallo”, el impar “Gallito”, que escribió las páginas más grandiosas de la historia del toreo por todos los ruedos de España y puso la rúbrica más trágica y luctuosa de su vida y de su arte en la plaza de toros de Talavera de la Reina. En 1958 el Club Taurino Talaverano y el Ayuntamiento de nuestra ciudad le dedicaron el busto-monumento, en que cada 16 de mayo se rinde memoria y homenaje al Papa Rey, la Maravilla, el Rey de los Toreros… Joselito.

Tres son los monumentos más importantes que, para la afición española, conmemoran y eternizan el recuerdo de Joselito y mantienen inmarchitable su imagen de torero único, irrepetible, a pesar de la vorágine de los años y la serie de los matadores de toros que suceden.

En Sevilla

Sevilla, su patria y la palestra privilegiada de sus éxitos, le dedicó el más impresionante y espectacular Mausoleo de cuantos embellecen su bien cuidado Cementerio de San Fernando. Fue obra escultórica de Mariano Benlliure: un admirable conjunto de figuras humanas, hombres, mujeres y niños, en que no faltan los gitanos de su raza, portan en hombros el féretro del torero con el cuerpo descubierto. Todos ellos son figuras de tamaño natural, de gran expresividad y emoción. El autor quiso plasmar, y lo consiguió, la admiración que suscitaba en el pueblo llano la figura del torero y la conmoción que causó su temprana e inesperada muerte. Obra que se puede definir como del mejor impresionismo realista.

En Gelves

Gelves, el pequeño rincón sevillano que le vio nacer, dedicó años más tarde otro soberbio conjunto escultórico para conmemorar la figura de Joselito. El Ayuntamiento encargó la obra al marchenero Lorenzo Coullaut Valera, uno de los más famosos escultores de su tiempo. El monumento se inauguró el 26 de abril de 1964 y en él el artista plasmó el instante de gloria victoriosa de Joselito, firme en su soberbio gesto torero, mientras el toro rueda a sus pies herido de muerte. Es como la contrarréplica al Mausoleo de Benlliure.

En Talavera de la Reina

Seis años antes, exactamente el día 1 de junio de 1958, se había inaugurado el busto-monumento de Joselito en los Jardines del Prado de Talavera, obra del escultor P. Barral.  Si el monumento funerario de Benlliure presenta al matador en el supremo trance de la muerte, si el monumento de Gelves lo presenta en el esplendor de su triunfo sobre el toro, el busto de Talavera sublima la imagen de José, elevándole a la categoría de mito, de dios del toreo, con la prestancia de un emperador romano.

El acto de inauguración del busto de Talavera se inició, en la mañana del día 1 de junio, con al celebración de una Misa en la entonces Ermita del Prado, a la que asistieron los miembros del Club Taurino y del Ayuntamiento y personalidades invitadas. Por cierto, el final de la Misa tuvo un rasgo taurino, pues Cecilia Rubalcaba atacó con el órgano fragmentos de la Oración del Torero, de Turina.

A continuación, las autoridades y personalidades asistentes se trasladaron al monumento para proceder a su inauguración. Actuó de presentador José Luis Pécker, el famoso locutor de radio, que fue dando la palabra a los sucesivos oradores. Así, habló en primer lugar Joaquín Vidal de las Casas, presidente del Club Taurino, que hizo el ofrecimiento del busto. Después tomó la palabra Gregorio Corrochano, el periodista de honor, Hijo Predilecto de la ciudad y maestro de cronistas de la fiesta brava, el cual expuso una breve semblanza de Joselito, haciendo algunas consideraciones sobre las condiciones de Bailaor, el toro autor de la tragedia, y terminó aseverando que con la muerte de Joselito se había terminado la historia del toreo. Siguió en el uso de la palabra el señor alcalde, Vicente-María de Leyva y Ortega, que agradeció al Club Taurino Talaverano la realización del monumento y su ofrecimiento a la ciudad, al tiempo que evocó la abundancia de personajes ilustres talaveranos, como Fray Hernando, merecedores también de esta clase de monumentos que perpetúen su memoria. Finalmente, José Luis Pécker cerró el acto cuando empezaba a lloviznar.

Por la tarde, en la plaza de toros, se celebró un Festival Taurino, presidido por distinguidas y bellas señoritas. Los erales fueron de la ganadería de Fermín Sanz, de Colmenar Viejo. Rejoneó Irma Deglané a un novillo, que remató el veterano matador Antonio Sánchez. En lidia ordinaria José Luis Pécker toreó al primero y lo mató citando con un pañuelo, lo que le valió una gran ovación: el público, que lo admiraba como impecable locutor de radio, descubrió su gran vocación de torero y lo aplaudió a rabiar. Alfonso Merino, Marcos de Celis, Luis-Francisco Peláez y Alfonso Galera pusieron todo su empeño para agradar, oyeron grandes ovaciones, pero los erales no embestían e hicieron infructuosas las faenas. Al final, apareció la lluvia. Pero el día resultó muy digno y emotivo. Y ha quedado en la historia de Talavera.

Desde entonces, cada 16 de mayo el Club Taurino Talaverano y el Ayuntamiento rinden homenaje a la figura inmortal de Joselito delante del egregio busto-monumento, ante el que se deposita una simbólica corona de laurel.

Joselito ‘el Gallo’

¿Cómo decir al mundo cómo fuiste

cuando a esta humana y deleznable arcilla,

candor celeste, inmaterial semilla,

por senderos de gloria tú viniste?

El tiempo aciago en mármoles te inviste

el Sabio, el Papa Rey, la Maravilla,

esplendor de la feria de Sevilla,

dominador de todo cuanto embiste.

Parecías un astro rutilante,

la idea elemental y verdadera,

acaso un dios en traje de torero.

Pero al irte dejaste el rastro errante

de un borbotón de sangre en Talavera

y una espuerta de cal en el albero.

 

A la muerte de Joselito (Romance)

¡Aquel dieciséis de mayo

de mil novecientos veinte!

¡Aquellos clarines últimos

aún resuenan en mi mente!

El coso de Talavera

enmudeció de repente.

La sombra de Bailaor

era un presagio de muerte.

Tras unos lances de estilo,

llegó el instante solemne.

De improviso, una embestida

prendió al diestro por el vientre.

Se estremeció Talavera

desde la Muralla al Puente.

Los toros de sus escudos

gimieron con voz doliente.

¿Qué ha pasado en Talavera?,

se preguntaba la gente.

¡Que se ha acabado el toreo!

¡Que Joselito se muere!

En una fría camilla

colocaron al valiente.

Ignacio Sánchez Mejías

estuvo a su lado, siempre.

El que no tembló ante nada

ni tuvo miedo a la muerte

murió temblando del frío

de la hemorragia y la fiebre.

La noche se fue llenando

de tormentas imponentes.

Por las ventanas entraban

relámpagos como sierpes.

Cuando le llegó la hora,

alguien oyó débilmente

musitar una oración:

“¡Virgen del Prado, acogedme!”.

Así murió Joselito.

Así murió aquel valiente,

aquel dieciséis de mayo

de mil novecientos veinte.

 

Rondeñas

No vayas a la Pradera,

que se han secado las flores,

porque ha muerto en Talavera

el rey de los matadores.

En Madrid murió Granero,

en Sevilla Varelito

y en Talavera la Reina

mató un toro a Joselito.

Maldita sea la sombra

del torito Bailaor

que en Talavera la Reina

a Joselito mató.

¡Cómo llora España entera!

¡Ay, qué pena y qué dolor!

Porque ha muerto en Talavera

Joselito el matador.

Belmonte dijo a Gallito:

“No vayas a Talavera.

La muerte te está esperando

en las astas de una fiera.”

Y Gallito le contesta

con muchísima porfía:

“Yo toreo en Talavera

aunque me cueste la vida.”

Cuando murió Joselito,

le dijo a su apoderao:

“si mi tumba echara hierba,

que se la coma el ganao,

el de la Viuda de Ortega.”

¿De quién es ese automóvil

que va por la carretera?

Es de Rafael el Gallo,

que viene de Talavera,

de la muerte de su hermano.

Allá va la despedida.

Me despido a lo torero.

Ésta va por Joselito,

que me escucha desde el cielo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad