domingo, 27 septiembre 2020

Continúa el pulso entre el Gobierno de Talavera y ASOCAMAN

María Rodríguez.

La Junta de Gobierno Local de Talavera ha desestimado el recurso de reposición presentado por la Asociación de Criadores de Caballos de Castilla-La Mancha de Pura Raza Española (ASOCAMAN-PRE) “por incumplimiento del convenio para la promoción del Caballo de Pura Raza”.

La portavoz del Ejecutivo, María Rodríguez, ha desvelado que tras cinco años de reclamaciones y recursos al citado colectivo le queda a partir de ahora la posibilidad de presentar una demanda contra el Ayuntamiento ante los tribunales.

La historia de un desencuentro

Todo arranca en diciembre de 2011 cuando el recién llegado equipo de gobierno del PP, entonces capitaneado por el malogrado Gonzalo Lago, decidió iniciar un proyecto en las instalaciones del ya inoperativo Mercado Nacional de Ganado (MNG).

La empresa Senoble sería la beneficiaria de esos terrenos, una concesión para que se implantara en la ciudad y generase 250 puestos de trabajo, ampliables a 350 al cumplir los cinco años de actividad.

Mientras se tramitaba burocráticamente este proyecto, que entre otras cosas implicaba un cambio en el uso del suelo con fines industriales y que conllevó la aprobación del Plan Especial de Reforma Interior de Mejora (PERIM), Asocaman, que tenía sus cuadras e instalaciones en esos terrenos del MNG en el polígono de Torrehierro, solicitó el 31 de enero de 2012 una suspensión temporal de la actividad, suspensión que duró un mes puesto que volvió a reclamar su reapertura. Para entonces la Junta de Gobierno ya había decidido la clausura de manera “unilateral”, apuntándose desde Asocaman que lo hacía sin ser titular de las instalaciones, por lo que no pudieron retomar la actividad por el cierre del complejo y el posterior desmontaje de los boxes.

Poco tiempo después, el propio presidente de Asocaman, Rafael Ayala, confirmaba el cierre del Centro Equino como lugar de venta de caballos. La crisis económica, que provocó un considerable descenso del precio de venta de los caballos, y la falta de pago de las subvenciones de la Junta de Comunidades que presidía María Dolores Cospedal, fueron los argumentos dados por Ayala para cesar en la actividad, pero comunicando al Ayuntamiento de Talavera el interés de seguir trabajando con él abierto.

Antes del cierre ya existían conversaciones para trasladarlo habida cuenta de ese proyecto que se estaba fraguando con Senoble (hoy Schreiber Foods), por lo que se plantearon posibles nuevas ubicaciones y la total predisposición para dialogar y buscar una solución consensuada y satisfactoria para ambas partes.

En principio, se anunció la demolición de la zona de la nave principal del MNG y el resto de edificaciones auxiliares que se utilizaban como tiendas, y que se mantendrían en pie las oficinas y se respetaría la nave del centro equino para utilizarla durante las obras para después desmontarla y trasladarla al punto que determinase el Ayuntamiento para su reinstalación.

Incumplimiento e ‘indemnización’

Sin embargo no hubo ningún tipo de acuerdo y Asocaman, que se sintió perjudicada por tener que abandonar el lugar sin alternativa, reclamó los gastos generados por el desmantelamiento del centro hípico, cifrado en materiales en 167.000 euros, a lo que sumar una colaboración no cobraba que redondeaba la cifra a los 200.000 euros, aludiendo “incumplimiento municipal del convenio”.

En virtud de los informes jurídicos recabados, el equipo de Gobierno desestimó un primer recurso de la asociación alegando la transferencia producida en la concesión inicial del Centro del Caballo. Por ello, “ni siquiera entramos en el fondo de una reclamación económica basada en la imposibilidad de seguir llevando a cabo una actividad que el equipo de Gobierno consideraba que había cesado por completo”, explicó en su día la portavoz del gobierno municipal, María Rodríguez.

En enero de 2017, tras el recurso de reposición presentado por Asocaman, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo instó al Ayuntamiento a dilucidar si había o no actividad y si eran convenientes o no las cantidades reclamadas.

Hoy Rodríguez ha trasladado que la Junta de Gobierno Local se mantiene firme y que es Asocaman la que ha incurrido en incumplimiento y que no ha lugar a indemnizar con cantidad alguna, ‘invitando’ a Asocaman a acudir a los tribunales y a presentar una demanda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -