3.5 C
Toledo
3.5 C
Talavera de la Reina
martes, 26 mayo 2020
- Publicidad-
- Publicidad-

Jaime ¿Otra vez?

No es que Jaime Ramos estuviera deshojando la margarita para presentarse o no, lo que estaba haciendo era negociar su retiro en algún puestecito cómodo de esos que tanto gustan a los que aman tan apasionadamente el trabajo.

Pero no ha colado. En el PP han entendido que es mejor quemar del todo a Ramos y mantenerlo como candidato, pues dan por perdida la alcaldía de Talavera. Por mucho que se esfuercen no tienen tiempo para forjar un candidato medianamente serio de aquí a mayo.  El presidente del partido, Santiago Serrano, que fuera el gran mirlo blanco, anda medio intoxicado con el cloro y con sus devaneos en las redes y en la prensa digital y el resto es un páramo tan desolador como la ciudad que han dejado tras su desgobierno de 8 años.

Resulta enternecedor escuchar al alcalde Ramos decir que  va “a luchar con la misma ilusión, las mismas ganas, la misma intensidad, integridad, y el mismo compromiso que el primer día” pues seguramente sea la única verdad que ha dicho en mucho tiempo. Al Sr. Ramos nada ni nadie le hace trabajar más…

Seguramente el deseo del Sr. Ramos era retirarse con un puesto de esos de gran dedicación como senador, pero a la Sra. Riolobos, que es la que paga, no se la quitan tan fácilmente. Así que ha tenido que resignarse con ser candidato otra vez, aunque todo augure una derrota más que merecida, con el añadido de seguir siendo diputado provincial y así mantener un sueldecito apañado para sus gastos y llegar al final de la legislatura con la edad casi de jubilación.

Parece que la apuesta, un tanto a traición, que hizo el Sr. Ramos por el actual dirigente regional del partido, el Sr. Paco Núñez, no le ha servido de mucho. O tal vez sí, que nunca se sabe. Pero dudo que ser candidato a la alcaldía de una ciudad diezmada e insultada por su pésima gestión, sea lo que haya pedido a los Reyes Magos.

En todo caso la figura del Sr. Ramos ya está por méritos contrastados en la cúspide de la ineptitud más perniciosa para Talavera. Aunque esto no será suficiente para quitárnoslo de encima, me temo. En frente se perfila una opción de lujo que puede ser truncada si en vez de mirar el horizonte de posibilidades, de esfuerzo y de trabajo que requiere nuestra ciudad, se empecinan en mirarse el ombligo y en luchas internas de testas y testosterona.

La posibilidad de que tras las próximas elecciones tengamos a la primera mujer alcaldesa de Talavera es muy realista. Pero en el entorno de los partidos, especialmente de Talavera, son muy capaces de echar por tierra ilusiones y trabajo sin despeinarse.  A veces la experiencia en los cargos no es un grado, sino un apoltronamiento infame. Paso atrás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Actualidad