miércoles, 28 octubre 2020

Sobre las piezas arqueológicas de Talavera

El arqueólogo César Pacheco, en las excavaciones en el solar donde se pretende construir el edificio de ampliación del Palacio de Justicia de Talavera.

En el pasado pleno municipal del 29 de noviembre se acordó exigir a la Junta de Comunidades a través de la Consejería de Cultura los fondos arqueológicos procedentes de Talavera que se custodian en el Museo de Santa Cruz de Toledo. La petición si bien no le falta fundamentos de fondo sí de forma. Como profesional de la arqueología entiendo que el patrimonio cultural no debe instrumentalizarse con visiones localistas ni mucho menos servir de enfrentamiento entre administraciones. El patrimonio histórico y arqueológico es de todos los ciudadanos que conformamos el estado español pero gestionado por las diferentes comunidades autónomas. En este caso, tal y como establece la ley de patrimonio de Castilla-La Mancha los museos provinciales son los responsables de la conservación y preservación de los bienes muebles culturales y por supuesto, los que proceden de las intervenciones arqueológicas realizadas en el territorio autonómico.

Hasta aquí lo que dice la normativa. Ahora bien, Talavera está en su derecho de reclamar por justicia todo un repertorio de elementos arqueológicos muebles que han sido localizados en la ciudad y la comarca a lo largo de la historia. No debe ser un impedimento insalvable el hecho de que la administración regional conceda la autorización para dejar en depósito estas piezas por tiempo ilimitado, teniendo en cuenta que la titularidad de las mismas es siempre estatal con gestión autonómica.

Pacheco, en una conferencia en la UNED de Talavera.
Pacheco, en una conferencia en la UNED de Talavera.

Pero el problema del acuerdo de pleno es que resulta precipitado y a destiempo. Se quiere vender la piel antes de haber cazado el oso. Algunos compañeros y el que suscribe llevamos más de veinte años reclamando que las instituciones públicas, entre ellas la municipal, se decidan a construir y mantener un museo de la ciudad y su territorio. Un lugar donde poner en valor el gran legado histórico y arqueológico que Talavera y su ámbito geohistórico han ido generando a lo largo del tiempo. Pero para esto hay que tener claras las prioridades políticas en materia de cultura. Un nuevo museo que formaría parte de la red museológica local junto con el Ruiz de Luna y el Etnográfico. Hasta que no se construya y sea una realidad este museo o gran centro de interpretación histórica de una las ciudades más importantes de la región castellano-manchega no será posible ni conveniente reclamar las piezas que deberán formar parte de la colección. 

Es por ello que me causa cierto asombro la repentina medida adoptada por el pleno, que, siendo necesaria, no es prioritaria hasta que no se materialice en presupuestos, tiempos y voluntad política, más allá de programas electorales, el museo de Talavera. Mucho me temo que esta medida si no es bien gestionada y negociada pueda servir como motivo de enfrentamiento entre administraciones y perderá una vez más la ciudad y sus ciudadanos. Talavera, por su importancia histórica, su gran patrimonio arquitectónico, arqueológico, documental y etnográfico bien merece un digno centro donde poner en valor todo ese bagaje cultural. Pero hagamos las cosas bien y sentando buenos cimientos en el camino.

César Pacheco.

3 Comentarios

  1. Ahí le has dado. Como en otros tantos asuntos, vamos a intentar a hacer bien las cosas. En Talavera se necesita un “contenedor” digno para poder disfrutar de ese “continente”. Los gobernantes deben darse cuenta que con una buena planificación nadie podrá negar el derecho de que esas piezas las disfrutemos todos, pero en el sitio donde deben estar. Sería otro gran apoyo para la Cultura de Talavera y su comarca.

  2. Algunos piensan que las ubres de la mamá Talavera son infinitas y que la casa de Plaza del Pan es el Palacio del Sultan de Brunei. Con la pólvora del Rey todos hacemos maravillas, aunque eso sí, que nedie toque mi bolsillo. Más les valiera a los “expertos” de Arrabal y compañía arrimar un poco el ascua a la sardina colectiva con obras y no con palabras. Que llevan treinta años inundando Talavera de palabrería y verborrea. Si quieren un Museo que lo hagan que dinero tienen de sobra. pero claro, es mucho más fácil tirar la piedra y esconder la mano. Cómo nos vamos conociendo ya. Ay¡, cómo……….

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad