3.5 C
Toledo
3.5 C
Talavera de la Reina
viernes, 29 mayo 2020
- Publicidad-
- Publicidad-

Escuela pública de todos y para todos

Colegio Tirso de Molina.

A primeros de año, mirando la prensa, tuve noticia de que “el Gobierno regional autorizaba 22 nuevas actuaciones en el Plan de Infraestructuras Educativas, con una inversión de 10millones de euros”, donde se recogía también la ampliación del Colegio Miguel de Cervantes de Argés.

Me alegré, la verdad, siempre es buena noticia que se invierta en el colegio del pueblo de uno, más después de tanto recorte estos años atrás, pero no pude evitar pensar que en mi pueblo había dos colegios públicos. El mencionado y el Tirso de Molina, que conozco bien por ser padre de dos alumnas y que no ha sido incluido en dicho plan. La sensación terminó siendo agridulce, motivo por el cual quise profundizar en los motivos de tal disparidad.

Indagando en el texto, se habla de la necesidad urgente de ampliar las instalaciones del colegio Miguel de Cervantes por la existencia de aulas prefabricadas. Este colegio se construyócomo línea uno, para complementar el existente, siendo sus instalaciones suficientes para cubrir las necesidadesque a este tipo de centro corresponden.

Previo a su construcción, existía el Tirso de Molina, que lleva más de tres décadas desarrollando su actividad docente como línea 2 y con recursos suficientes para abarcar un volumen mayor de alumnos, sin necesidad de instalar casetas prefabricas ¿Por qué se instalaron entonces?

¿No hubiera sido más efectiva una distribución de matrículas? ¿No se disponen de estadísticas y registros suficientes para adaptar los centros al volumen de ya inscritos y nuevas matriculas huyendo de “medidas de urgencia”, con el gasto asociado que cualquier medida de urgencia suele trae aparejada?¿Porque no se activó el Miguel de Cervantes como línea 2 si existía tal demanda? ¿No la podía cubrir el Tirso?

En2013 estaban matriculados 91 alumnos/as, en la actualidad 66 (con una tendencia decreciente y que se confirma con el cierre de una de las guarderías de Argés por descenso de plazas demandadas, como la propia concesionaria manifestó) y la suma de los dos colegios en infantil es de 100 plazas: 60 para el Tirso de Molina -línea dos -y 40 para el Miguel de Cervantes. Todos estos son datos públicos y accesibles a cualquier ciudadano. 

Esta circunstancia supone una contradicción profunda si atendemos a la justificación de la nueva inversión en el  Cervantes para su conversión en línea 2 debido al “aumento de demanda”.

Parece ser que el estudio poblacional y de recursos no ha sido del todo acertado. Esto me lleva a pensar que ha faltado la necesaria voluntad para optimizar los recursos y -respetando los ratios-cubrir las demandas de ambos centros.

Es bien conocida la necesidad en el Tirso de reformar los baños de infantil, pintar las aulas, un gimnasio que evite el tránsito de alumnas/os soportando frio, lluvia o calor según temporada del año o la mejora de la accesibilidad dotando al edificio principal de un ascensor para usuarias/os con problemas de movilidad.

Escuela pública; de todos y para todos. ¡¡Sí, pero con sentido común y sensatez!!

A nuestras/os gobernantes les ruego que demuestren que están a la altura del cargo y actúen de forma justa. Evalúen la situación real, valorenlo que ya existe y decidan cómo y cuándo hay que realizar la inversión más necesaria.

Reflexiono y me hago estas preguntas como padre y contribuyente. En esta ocasión la discriminación presupuestaria de un centro no parece responder a sus necesidades, que son manifiestas, si no a otras, quizás detipo personal y cuya visibilización se ha hecho patente con la presencia de destacados dirigentes de la Consejería de Educación en el centro que ahora recibe el apoyo económico.

Es lamentable que la invisibilización y el agravio comparativo con las necesidades de uno de los centros de este municipio (y hacia su alumnado y docentes) por parte de la Junta y el PSOE, esté generando una “competencia” entre colegios por las matriculas y sobrevolando el fantasma del posible cierre del colegio más antiguo.

Mi conclusión, la prioridad siempre serán las y los alumnos, que merecen todo el esfuerzo de manera solidaria y equitativa. ¿No ha quedado claro que algún día serán el futuro de nuestro país?

No cometamos nuevamente estos errores. Lo importanteno es la foto, sino ellas y ellos.

                                         Jesús Rodríguez Fernández,  padre de dos alumnas de infantil en el colegio Tirso de Molina

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Actualidad