3.5 C
Toledo
3.5 C
Talavera de la Reina
viernes, 3 abril 2020
- Publicidad-
- Publicidad-

Castillo responde a los agravios del abogado de Apovata

El concejal de Economía, Arturo Castillo, ha respondido hoy a las declaraciones efectuadas por Javier González de Rivera, abogado de la asociación Afectados por la Ponencia de Valores de Talavera, Apovata, quien ha dicho que el edil estaba “desnortado” y que demostró “poca o nula listeza” tras calificar la sentencia de la Audiencia Nacional sobre este asunto como “varapalo para Apovata”.

Arturo Castillo

Castillo insistió en que la sentencia “no se dice nada sobre los efectos fiscales y tributarios” a los que se refiere Apovata, “y este Ayuntamiento actuará conforme a lo que digan los servicios jurídicos y económicos municipales, en función de las observaciones que, igualmente se reciban de la Dirección General del Catastro, a través de su Gerencia Territorial”, ente titular de las competencias en materia de gestión catastral, entre las que se encuentra la aprobación de la Ponencia de Valores total de los bienes inmuebles urbanos del municipio de Talavera, que determina cómo aplicar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

El edil explicó que contra la referida sentencia cabe recurso de casación que deberá presentarse en plazo de 30 días desde su notificación y desconoce si se presentará por lo que el Ayuntamiento esperará a saber los pronunciamientos y criterios de la Dirección General del Catastro, dependiente del Ministerio de Hacienda.

Asimismo, Castillo ha señalado que la sentencia “obliga en todo caso” al Ayuntamiento “a estudiar con el rigor necesario” la problemática suscitada y los efectos tributarios y fiscales a considerar de tales pronunciamientos jurídicos, que, en principio pudieran parecer contradictorios, en los impuestos municipales que resulten afectados, que no son otros que el IBI y la Plusvalía municipal.

El Ayuntamiento no se quedó quieto

Haciendo un poco de historia, Castillo recordó que desde el Ayuntamiento ya se adoptaron procedimientos administrativos en orden a las liquidaciones tributarias por el Impuesto sobre Bienes Inmuebles a las determinaciones de la Ley 13/2015, de 24 de Junio, modificatoria del Texto Refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario, a virtud del pronunciamiento del Tribunal Supremo, en sentencia de 30 de mayo de 2014. “Pronunciamiento y texto legal que ya tuvieron sus efectos tributarios y fiscales en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (y, en consecuencia, en la plusvalía municipal) desde el 1 de enero de 2015”.

Por tanto, el Ayuntamiento “tiene pendiente liquidar el Impuesto sobre Bienes Inmuebles de naturaleza rústica por el año 2015”, a los titulares de aquellos bienes inmuebles de esa naturaleza, por aplicación de lo dispuesto en el citado texto legal, “que, sin duda alguna, habrá que poner en relación con el contenido de la sentencia dictada por la Audiencia Nacional”.

La responsabilidad en la toma de decisiones respecto a los efectos tributarios en el IBI, “se acrecienta, aún mas, por la nueva sentencia dictada por posterioridad a la emitida por la Audiencia Nacional (en concreto, con fecha 20 de julio de 2017) por la Sección 1ª de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha”, que desestima las pretensiones de ciertos actores (que coinciden, a su vez, con alguno de los actores representantes de Apovata, en la promovida ante la Audiencia Nacional sobre la problemática de definición de los suelos urbanizables objeto de gravamen.

“Ése es el norte y el horizonte a corto plazo que desde ésta Concejalía debe observarse, en defensa, desde criterios de legalidad, no sólo de los intereses municipales que procedan, sino de los derechos irrenunciables de los contribuyentes de la ciudad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Actualidad