martes, 24 mayo 2022
- Publicidad -

El Gobierno de Talavera, Ganemos puede ser Podemos y el cabreo del PP

- Publicidad-
El núcleo duro del PP de Talavera con Cospedal.

No está siendo un buen verano para el equipo municipal de gobierno de Talavera de la Reina. Parecía que la época estival sería un tiempo tranquilo para los dirigentes de la Plaza del Pan, pero no. Siguen acumulando sustos por los errores que cometen. En estos últimos días han sobrevolado sobre las tejados del consistorio las sospechas de la otorgación de los puestos de trabajo, el fracaso a la hora de redactar proyectos para obtener los fondos Edusi, no pedir la ayuda necesaria para restaurar las murallas de calle Carnicerías o el saber que mañana mismo los gamoninos invaden la simbólica plaza talaverana para protestar por la posible instalación de las granjas de cerdos en el ámbito de influencia de esta EATIM.

Mal se le pone el ojo a la cabra, como dicen por esta tierra. Si en algo ha brillado el gabinete Ramos -pese a que les duela esta acusación- es el no preparar proyectos. Quizá por ello gobierna a golpe de improvisación. Y claro, pasa lo que pasa. Antes, cuando el PP comenzó su andadura de gobierno en estos seis últimos años, cuando padecía un revés se escudaba en que trabajaba mucho -una coletilla que aún airea la portavoz María Rodríguez- y que gran parte de la culpa era de…los socialistas.

Ahora, el cerebro gris del gabinete -leáse Santiago  Serrano- escuda los reveses en la oposición, a la que acusa de no hacer un trabajo constructivo. Son maniobras de distracción con las que se pretende tapar la ineficacia que reina en una ciudad que está dando los suspiros de muerte y para la que, al parecer, no hay pócima para que viva. El mayor proyecto que se ha marcado el alcalde Jaime Ramos es la cacareada gran manifestación para otoño y en la que él tiene depositadas muchas esperanzas. Un riesgo muy grande para este equilibrista de la política que hasta ahora ha sabido dominar el alambre.

Y es que hasta cargos públicos del PP parecen haber perdido la fe en este equipo de gobierno. En las redes sociales, por ejemplo, la senadora Carmen Riolobos recuerda mucho las actuaciones realizadas por el PP -en la legislatura 1995-1999, en la ella estuvo de concejal- y en la que cristalizaron proyectos como el Plan de Rehabilitación de Riberas o la remodelación de las entradas a la ciudad. No apunta iniciativa alguna de este equipo de gobierno, lo que es verdaderamente llamativo y deja clara la tesis que se expone en estas líneas.

Y por si el equipo de gobierno talaverano tenía pocos problemas, ahora se le añade el creado por no cerrar un gran local de ocio que no cuenta con la correspondiente licencia de apertura y sobre el que se han realizado las pertinentes denuncias que conllevan la clausura. Dicen integrantes del sector hostelero que no se efectúa dicho cierre porque el gerente del local tiene mucha mano en el PP local. No obstante, esta velada acusación hay que demostrala y en eso están ya varios miembros del sector.

María Díaz y José García Molina.

El futuro de Podemos

Uno de los triunfadores de la política regional es José García Molina. En tan solo dos meses se ha visto legitimado por su militancia en otras tantas ocasiones. Primero en su refrendo como secretario regional de la formación y, segundo, dando el visto bueno al pacto con el PSOE. Se han levanto algunas voces críticas, pero Castilla-La Mancha será escenario de un Ejecutivo integrado por los socialistas y Podemos, algo que aún no existe en el territorio nacional.

El pacto hará posible que dos militantes de Podemos entren en el Gobierno regional. Da la impresión que serán el propio García Molina -que ocupará la Vicepresidencia señalada- y la número dos del partidos, María Díaz, que se encargará de administrar los 120 millones de euros que configuran el Plan de Garantía Regional.

Claro, que si García Molina accede a la Vicepresidencia deberá dejar su escaño en las Cortes regionales y entraría en su lugar alguno de los siguientes militantes que configuraron la candidatura en los comicios regionales. Ahí aparece, en primer lugar, Fernando Ustarroz, un navarro afincado en la Ciudad de la Cerámica que perteneció a Ganemos Talavera. También está Cecilia Redondo, la madrileña del Círculo de Sonseca; Santos Joerónino, otro de Ganemos Talavera, Sayla Gutiérrez y José Manuel Perujo, integrante del Consejo Ciudadano y que se encarga de Educación, Cultura y Memoria Democrática.

Es decir, que existen muchas posibilidades que un representante de Ganemos Talavera sea una de las voces de Podemos en el Parlamento regional.

El PP se cabrea

El pacto de gobierno entre Podemos y el PSOE no ha sentado nada bien en el PP. Se ha quedado al margen de todo y esto escuece. Así, todos los días muestran un gran cabreo en los medios de comunicación y hace todo lo posible para reclamar la atención, aunque alguna de sus acusaciones no sean del todo ciertas. El PP está que trina, por ejemplo, porque el titular de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina, será el único miembro del Gobierno regional que defienda en la cámara los Presupuestos y no todos los consejeros, como se venía haciendo hasta ahora. Esto, no obstante, es algo que se ajusta a la legalidad, tal y como ha defendido Josefina Navarrete, secretaria primera de las Cortes.

Lorenzo Robisco.

La situación debe de ser tan adversa para el PP que ha sacado a relucir viejas acusaciones del tiempo de franquismo. Su portavoz Lorenzo Robisco, por citar alguno, ha mostrado su preocupación porque los comunistas entran en el Gobierno de Castilla-La Mancha, además de realizar comparaciones con Venezuela, que parece ser el tema estrella de los populares en estos tiempos. Curiosamente, Robisco llama comunista a los de Podemos cuando IU se demarca de ellos y muestra su oposición al pacto. Algo que verdaderamente no se puede comprender porque IU gobernó con Page en el Ayuntamiento de Toledo de 2007 a 2011 y ahora lo hace -a través de Ganemos- también con el PSOE en el consistorio toledano.

Y en el PSOE la tranquilidad ya ha llegado, no en balde se sacarán adelante los Presupuestos y, por si fuera poco, las encuestas le dan el triunfo en unas posibles elecciones regionales, algo que es para estar satisfechos. Por cierto, que el que rezuma alegría es Máximo Díaz Cano, el que fuera delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha y consejero del gabinete Bono, que -además de ser el secretario de Presidencia de la Junta de Andalucía- se ha convertido en uno de los dieciocho miembros del Comité Federal del PSOE andaluz.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad