jueves, 24 junio 2021

Nuevo lío en la adjudicación del servicio de autobuses urbanos en Talavera

- Publicidad -
spot_img

 

La adjudicación del servicio de transporte urbano en Talavera sigue acumulando titulares después de cuatro años de prórroga y de una licitación con numerosos contratiempos. Vayamos por partes de forma resumida.

Eborabús, marca comercial del Grupo Avanza, resultó adjudicataria del servicio de los autobuses urbanos en 1993. El contrato contemplaba 20 años de explotación que se cumplieron en 2013. Desde entonces ha venido prestando el servicio de forma prorrogada.

Y es que el Gobierno Municipal no ha sido capaz de tramitar la licitación en tiempo y forma. Entre demoras y dilaciones no muy argumentadas también tuvo que ver cómo se le paralizaba el proceso cuando lo puso en marcha porque licitó sin haber cumplido un requisito indispensable: publicar la oferta durante un año en el Diario Oficial de Comunidades Europeas, algo que debería haberse hecho en 2012. Una vez subsanado este craso error y cumplido el tiempo “tardó cuatro meses en sacar la convocatoria pública”. Posteriormente “nueve meses más en elaborar los informes técnicos”, situaciones que ha recordado y denunciado hoy la viceportavoz del Grupo Municipal Socialista, Flora Bellón.

Llegados a finales de 2016 seis empresas habían presentado la documentación pertinente para hacerse acreedoras de la adjudicación. Una de ellas fue excluida en la primera fase de la selección -Interurbana de Autobuses SA-, al no presentar la documentación requerida. Su pertinente recurso no prosperó puesto que las instancias judiciales dieron la razón al Ayuntamiento al no haber aportado la empresa la documentación requerida en su totalidad.

Flora Bellón

Así las cosas, el proceso se reanudó con cinco aspirantes, léase, Eborabús, del Grupo Avanza; La Veloz SA, del Grupo Samar, actual concesionaria de la línea de autobuses de viajeros entre Madrid y Talavera; Automnibús Interurbanos SA, Aisa, concesionaria del servicio de autobús urbano de Ciudad Real; Transportes Rober SA, que presta sus servicios en Granada; y Monbús, marca comercial de la Agrupación de Transportes Urbanos de Lugo SA-Castromil SAU y otras, que tiene en Alcalá de Henares y distintos municipios catalanes y gallegos su radio de actuación.

La adjudicación definitiva se producirá en unos días. La semana pasada se abrieron las ofertas y la elegida, en principio, según hemos sabido por boca de Bellón, es Monbús que, por ende, explotará el servicio los próximos 10 años, con opción a una prórroga de otros cinco.

Según ha trascendido, Monbús ha sido elegida por criterios técnicos y no económicos, algo que resulta curioso dado que últimamente las adjudicaciones municipales se han hecho a la baja. Precisamente de Monbús ayer supimos que deja de prestar servicio en las líneas que comunican La Mancha con Cuenca y Valencia. Aunque en un principio iba a seguir hasta que se solventase la nueva concesión -ésta podría tardar un año- , al final parece que han dado marcha atrás en esa prórroga en algunas de sus líneas. De esta forma suprimen de manera inmediata las líneas que comunican Cuenca con Valencia y la de Alcázar con Cuenca, éste un autobús que conecta a 14 localidades de las provincias de Ciudad Real y Cuenca. Por otra parte, mantendrá, también en principio, las de Puertollano y Albacete con Valencia.

Adjudicación en Talavera

Volviendo a la adjudicación del servicio de transporte urbano en Talavera, mañana en Junta de Gobierno se dará conocimiento de la elegida y una semana más tarde se procederá a la adjudicación, esta vez sí de manera definitiva.

Hoy también hemos sabido que la contratación lejos de estar a punto de concluir tras cuatro años de demora podría judicializarse, ya que alguna o algunas de las concurrentes no estarían de acuerdo con la decisión y anuncian recursos, asegura Bellón.

Para poner la guinda a esta controvertida adjudicación, la viceportavoz socialista ha recordado que la empresa Monbús está inmersa “en algún proceso judicial”, sin aludir a los posibles regalos navideños a políticos, para presuntamente ganarse sus favores, que se están investigando y que destapó El Confidencial hace unos meses.

Como queda dicho, la adjudicación del servicio en Talavera contempla una duración de diez años, a los que se podrían sumar otros cinco de prórroga en caso de solicitud de la misma. Mientras la cuantía de la misma al año es de 1.928.000 euros.

Los pliegos contemplan una serie de condiciones y requisitos que tienen que ver con las características de los autobuses que deben cumplir con la normativa de accesibilidad –rampa de acceso, asientos reservados y botones específicos de parada- además de cumplir con lo estipulado en Europa en cuanto a emisiones de CO2.

Por último, cabe recordar que en 2013, cuando se inicio la prórroga del servicio, Eborabús tuvo a bien renovar la flota para adaptarse a esas exigencias, un punto más de malestar y discrepancia de este rocambolesco contrato que aportará más capítulos. Esperemos que para entonces la documentación del proceso de selección esté accesible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad