sábado, 27 febrero 2021

Denuncian un nuevo conflicto laboral en el Museo del Ejército de Toledo

museo del ejercitol

La empresa Clece, adjudicataria de la Limpieza del Museo del Ejército de Toledo, ha planteado hoy un Expediente de Regulación Temporal de Empleo hasta el 30 de septiembre de 2019 con el que pretende reducir en dos terceras partes la jornada y el salario de las 18 trabajadoras que prestan este servicio, de las que sólo dos tienen jornada completa de 35 horas.

La empresa aduce que se ve obligada a presentar un “Plan de Adecuación de Recursos Humanos” porque así se lo exige el pliego de condiciones que reguló la concesión del servicio de limpieza en todas las dependencias del Ministerio de Defensa en toda España; aunque asegura que no ha recibido respuesta ninguna del Ministerio tras trasladar a sus responsables la propuesta de reducir el 62 por ciento la jornada y los salarios de las limpiadoras en el Museo del Ejército del Alcázar de Toledo.

De estas 18 trabajadoras, sólo dos tienen ahora contrato por jornada completa; mientras que las otras 16 lo tienen por 30 horas semanales. De imponerse el ERTE que plantea Clece, sólo trabajarían –y cobrarían- 11 horas cada semana.

Esta mañana, en la apertura del periodo de consultas sobre el ERTE, Clece ha explicado también que tiene suscrito con el Ministerio un ‘Acuerdo Marco’ a cuatro años para ocuparse de la limpieza de todas sus instalaciones. Sin embargo, dice también que por lo que respecta al contrato que tiene con el Ministerio para limpiar el Museo del Ejército finaliza el próximo 31 de agosto.

“¿Cómo vamos a acordar un ERTE hasta 2019 con una empresa que sólo tiene contrato en vigor hasta dentro de un mes?”, cuestiona Carlos García Montoya, responsable de Acción Sindical de CCOO-Construcción y Servicios de CLM.

“Vamos a estudiar la documentación que hoy nos ha entregado la empresa y a valorar la situación con los trabajadores; pero de entrada este ERTE nos parece impresentable; no puede ser que los pliegos de condiciones sean cheques en blanco para que las empresas recorten empleo y salarios, para que las empresas cuadre sus cuentas de resultados y para que el Ministerio cuadre su Presupuesto a cuenta de los trabajadores y de la calidad del servicio”, advierte García Montoya.

Este nuevo conflicto laboral en el Museo del Ejército se añade al que sufren desde hace meses los trabajadores de la contrata del servicio de conserjería, Proman SA, que iniciarán el primer fin de semana de agosto una huelga indefinida para exigir que les paguen las nóminas que les adeudan, las de mayo y junio –y muy pronto la de julio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad