Warning: Illegal string offset 'font_awesome' in /var/www/vhosts/ahoraclm.com/httpdocs/wp-content/plugins/td-composer/includes/tdc_main.php on line 407
Urbanismos, psismos y talaveranismos
Home Opinión Urbanismos, psismos y talaveranismos

Urbanismos, psismos y talaveranismos

0

 

El urbanismo es la gran asignatura pendiente de Talavera de la Reina. El urbanismo, entendido como la facultad de desarrollar y vestir de personalidad una ciudad, un territorio, a la vez que dotarle de las herramientas adecuadas para el crecimiento social, económico y ciudadano, es uno de los elementos que más se echa en falta en nuestra ciudad. El capítulo de la investigación/imputación de los últimos alcaldes de nuestra ciudad (que no de los últimos Consejeros de Urbanismo de la Junta) por el asunto de las no cesiones del campo de golf de Palomarejos (del campo de golf, no de la zona comercial, que parece que ése va a ser el intento de escapada romántica político), escribe un nuevo capítulo en la ya vieja historia del urbanismo talaverano.

Porque en Talavera de la Reina el urbanismo siempre ha sido la carta, a la carta de los mismos, los que han hecho y deshecho a su antojo y han convertido, por ejemplo, nuestro casco histórico en un auténtico desastre. Más tarde fueron las grandes barriadas de la periferia y los arrabales que sin ningún tipo de servicio y con alturas y densidades increíbles diseñaron un skyline de ladrillo más propio de ciudades tercermundistas. Ya novísivamente tuvimos los episodios increíblemente dantescos de, por ejemplo la estación de autobuses, reconvertida en flamante centro comercial, o el también centro comercial de la salida por la carretera de Madrid; y ahora lo que nos traemos entre manos, el campo de golf y sus no cesiones de suelo al Ayuntamiento, es decir al patrimonio común de los ciudadanos, unas ocho hectáreas de nada, que al precio que al que solemos pagar por aquí las expropiaciones es más que un pico. Aunque no olvide que aquí el único que paga es usted. Que los demás como en este asunto se buscan, consiguen, y encuentran quienes les propicien los escapaderos, en este caso económicos.

Por si esto no fuera poco, mientras tanto, nos sacamos de la manga -mientras el antiguo Plan General de Ordenación Municipal estaba sin ejecutar ni siquiera al 50%-, un novísimo, carísimo, anacrónico e infumable Plan de Ordenación Municipal, cortado a escuadra y cartabón por los señores del suelo, es decir, los que siempre han diseñado como decía más arriba el urbanismo en Talavera de la Reina. Un POM que no sirve absolutamente para nada, excepto para tener que gastarnos ahora de nuevo cerca de un millón de euros en meterlo mano, recortarlo, y sacar algo que podamos utilizar. Urbanismo que por ejemplo nos deja sin suelo industrial donde asentar ni una mala industria de tal manera que tenemos que tirar el Mercado de Ganado para que se nos arrime una multinacional. Por cierto, Mercado de Ganado que ni siquiera habíamos terminado de pagar, entre todos, porque no olvide usted que aquí el que paga y el que sufre siempre es el mismo y el que gana y el que saca beneficio también suele ser el mismo, gobierne quien gobierne.

Ahora tenemos sobre la mesa, es decir en los juzgados, un problema muy serio. “Investigar” a los últimos alcaldes de nuestra ciudad por una decisión de urbanística no es cuestión ligera. Pasarse por el forro lo que dijo la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en su día para dar por bueno el Plan de Singular Interés del campo de golf, tampoco es asunto baladí. Que aquí hagamos las cosas a las talaveranas maneras es algo que habrá que explicar a los jueces. Y también creo que alguien más pronto que tarde debería desde la Plaza del Pan dar explicaciones a los ciudadanos de Talavera de la Reina. Y quizá también leerse y analizar de paso el expediente, y darse cuenta que no todo vale y qué es mejor enmendalla que sostenella.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad